Category

Noticias

cátedra ORPEA

CÁTEDRA ORPEA: LA IMPORTANCIA DE LA REHABILITACIÓN PARA LA SALUD CARDÍACA DE LOS MAYORES

By | Noticias | No hay comentarios

• El III Curso de la Cátedra ORPEA en Paciente Anciano abordó diferentes casuísticas sobre problemas cardiológicos en ancianos.

• Los ACDO son igual de eficaces en pacientes jóvenes que en las personas mayores, que se benefician incluso más de los tratamientos”, explicó el doctor Aquilino Sánchez Purificación.

• Para la doctora Leyre Moreno, “los mayores son personas más sedentarias, y por eso pueden alcanzar un mayor impacto de mejora gracias a la rehabilitación”.

ORPEA ha vuelto a reunir a diversos expertos del sector en su III Curso de la Cátedra ORPEA en Paciente Anciano. El Auditorio Reina Sofía del Hospital Universitario HM Sanchinarro fue el escenario donde se abordaron los problemas cardiológicos en las personas mayores.

El encargado de abrir la ronda de ponencias fue el doctor Aquilino Sánchez Purificación, del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario La Paz de Madrid. En su intervención analizó la actuación de los anticoagulantes de acción directa sobre pacientes mayores, dejando claro el beneficio que experimentan todos los pacientes con problemas de coagulación cuando son sometidos a estos tratamientos farmacológicos. “Los ACDO son igual de eficaces en pacientes jóvenes que en las personas mayores, que se benefician incluso más de los tratamientos”, explicó el doctor Sánchez.

El siguiente aspecto que se abordó en la Cátedra fue la insuficiencia cardíaca en este tipo de pacientes. El doctor Juan Medina Peralta, del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario HM Monteprícipe de Madrid, defendió la importancia de la rehabilitación ante problemas de cardiopatías. “Todo paciente debería realizar una correcta rehabilitación, puesto que es muy evidente la diferente evolución de aquellos que sí la realizan, frente a los que no. Y esto es más importante en los pacientes mayores, pues mejora su calidad de vida y ayuda a prevenir futuros problemas cardiacos”.

Esta ponencia sirvió de introducción a la exposición de la doctora Leyre Moreno, del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario HM Monteprícipe de Madrid, que reflexionó sobre las diferentes rehabilitaciones cardiológicas en el anciano. “Tenemos que estar muy encima de nuestros pacientes para quitarles el miedo a la rehabilitación y que se olviden del reposo”, comenzó la última ponencia del Curso ORPEA. La doctora Moreno compartió su experiencia en este campo y expuso las diferencias entre pacientes jóvenes y mayores: “Los mayores son personas más sedentarias, pero justo por eso pueden alcanzar un mayor impacto de mejora gracias a la rehabilitación, si se sigue una terapia constante y adaptada a sus posibilidades físicas”.

Con un debate final moderado por la doctora Victoria Pérez García, Directora Sanitaria de ORPEA Ibérica, se dio por finalizada la jornada. Un intercambio de opiniones y experiencias con los que se aumentaron los conocimientos sobre salud cardiovascular en personas mayores: “En el equipo multidisciplinar de la residencia debemos hacer un seguimiento de las descompensaciones cardíacas del anciano, ajustando tratamiento y la actividad física para mejorar la calidad de vida de nuestros residentes”.

catedra ORPEA 1

Alzheimer Estudio ORPEA

¿Cuáles son los recuerdos de las personas mayores en España?

By | Noticias | No hay comentarios

• Los resultados de este estudio -realizado con motivo del Día Mundial del Alzhéimer y del Día Internacional de las Personas Mayores- dibujan un preciso retrato de los recuerdos de nuestros abuelos.
• El primer recuerdo que conserva la mayoría de los encuestados (73 %) tiene que ver con su familia, y solo un 10 % son de un momento triste o doloroso.
• El nacimiento de sus hijos, el afecto de los padres, o la felicidad de vivir en familia; son las respuestas más comunes a la pregunta de cuál es el único recuerdo con el que se quedarían.
• La infancia es el momento olvidado que más les gustaría recordar, seguida por la boda y el matrimonio. El fallecimiento de un ser querido, enfermedades, la Guerra Civil, y los problemas familiares, es lo que la mayoría de los encuestados preferiría olvidar.
• Apenas hay cosas materiales entre todas las respuestas del estudio, siendo el amor y la familia las temáticas que aparecen en la mayoría de las respuestas.

Con motivo del Día Mundial del Alzhéimer (21 de septiembre) y del Día Internacional de las Personas Mayores (1 de octubre), ORPEA Ibérica ha realizado un estudio en todos sus centros, basado en los recuerdos de sus residentes. El objetivo era realizar una radiografía de la memoria de las personas mayores de España, a través de sus recuerdos. Los que permanecen imborrables en su memoria, el primero que recuerdan, con el único que se quedarían; y también cuál les gustaría borrar o qué cosas casi olvidadas les gustaría recordar con todo lujo de detalles.

Los resultados de este estudio reflejan la memoria de nuestros abuelos, las costumbres de su época, y también la historia de nuestro país. Pero a través de esta encuesta también se ponen en valor los aspectos que, echando la vista atrás, consideran más valiosos de sus vidas: el amor, la familia, la niñez…

El primer recuerdo
El primer recuerdo que conserva la mayoría de los encuestados (73 %) tiene que ver con su familia. El cariño y atención recibidos de sus padres y/o abuelos, momentos de diversión con sus hermanos, o acontecimientos como la primera comunión. Otro 10 % de los encuestados tiene un primer recuerdo que tiene que ver con el colegio, centrado en los momentos de juego. Para un 5 % es algo relacionado con los amigos, mientras que 2 % tiene como primer recuerdo unas vacaciones.

Es interesante constatar que el recuerdo más antiguo que conservan un 16%de los encuestados no pertenece a su niñez, sino a etapas más avanzadas de su vida y relacionados con el nacimiento de sus hijos o con su matrimonio. También es digno de mención que el 90 % de los primeros recuerdos se refieren a un momento feliz, y que solo dos respuestas hablan de algo material: unas zapatillas y una muñeca.

La Guerra Civil, presente en muchas partes el estudio, también aparece entre las respuestas a esta pregunta que especificaron un recuerdo concreto, siendo la propia guerra, la marcha o el regreso del exilio, y las visitas a la cárcel a presos políticos, el primer recuerdo de un 5% de nuestros abuelos.

El único recuerdo con el que se quedarían
A la pregunta de “¿si se tuviera que quedar con un solo recuerdo de tu vida, cuál elegiría?”, la mayoría responde que el nacimiento de sus hijos (16 %), seguido por la vida con su marido/mujer (un 11%) o el día de su boda (otro 11%). Los momentos de afecto con los padres (10 %), o la felicidad de vivir en familia (6,5 %), son los siguientes recuerdos favoritos de nuestros encuestados. Un 88 % de las respuestas tienen que ver con el amor y el afecto a los seres queridos.

También se recogieron respuestas, cuanto menos, curiosas; siendo el único recuerdo con el alguno de nuestros residentes se quedaría el ascenso del Córdoba a Primera, las canciones de Manolo Escobar, una fiesta en Bahamas, ganar unas oposiciones, la primera vez que viajó en avión odejar de vivir con la suegra.

Lo que les gustaría recordar
Cuando se les pregunta a los residentes “¿qué cosa que casi ha olvidado le gustaría recordar con todo lujo de detalles?”, la respuesta más repetida es la infancia (13 %), que se complementa con la comunión (5 %) y el colegio (4 %), sumando ente las tres un 22 %. El segundo grupo de respuestas se podría agrupar en la boda (4,5 %) y el matrimonio (4,5 %), aunque solo el 1% de los encuestados eligió la noche de bodas como lo que más le gustaría rememorar. Volver a recordar algún viaje o vacaciones (6,5 %) o el embarazo o nacimiento de un hijo (4 %); también obtuvieron un porcentaje destacable de las respuestas.

Entre las respuestas más curiosas a esta pregunta, las hay musicales “las letras de las canciones de Julio Iglesias”, “las canciones de Nino Bravo” o “las canciones de Raphael, que antes las cantaba enteras y ahora solo las recuerdo a medias”; y también de todo tipo: “cuando se casó mi hermana que me emborraché” o “mi boda y mi divorcio”.

Recuerdos recurrentes: primer amor, número de teléfono, matrícula de un coche.
El 85 % de los encuestados recuerda el nombre de su primer amor. Algunos números concretos, sin embargo, ya se han borrado de su memoria, como el número de teléfono de su primera casa (lo recuerdan un 43 %) o la matrícula de su primer coche, que ya han olvidado el 84 % de los encuestados.

Lo que les gustaría olvidar
El 62,5 % de los encuestados reconoce que hay cosas que preferiría olvidar, principalmente, el fallecimiento de un ser querido (26,4 % de los que especificaron lo que querían olvidar). Las enfermedades (8,5 %), la Guerra Civil (6,5 %) y los problemas familiares (6,5 %), son otras de las cosas que querrían borrar de su memoria.

El estudio
Para elaborar este estudio se realizó una encuesta personal a residentes de los los 44 centros ORPEA de España. El estudio se realizó entre el 1 y el 15 de septiembre de 2017 en España.

Algunos datos del alzhéimer

• La enfermedad de alzhéimer (EA), tal como la describió Alois Alzheimer, es una enfermedad degenerativa cerebral en la que se pierden neuronas, se acumula una proteína anormal (amiloide) y se muestran lesiones características (placas seniles y ovillos neurofibrilares).
• La acumulación de la proteína amiloide puede iniciarse 20 años antes de que la enfermedad empiece a manifestar sus síntomas
• Más de 1.200.000 pacientes sufren alzhéimer en España –según un estudio de la Confederación Española del alzhéimer, CEAFA-, una enfermedad que arrastra y marca la vida de más de cinco millones de personas.
• El alzhéimer afecta en España al 5% de la población de entre 60 y 69 años, al 20% de los que tienen entre 80 y 89 años y al 30% de los mayores de 90 años.
• Según datos de la AESTE, España, en es el tercer país del mundo con mayor prevalencia de la demencia (6,3% de los españoles de más de 60 años), siendo tan sólo superados por Italia (6,4%) y por Francia (6,5%).
• Según la OMS hay más de 36 millones de personas afectadas por esta enfermedad en todo el mundo, una cifra que sigue aumentando al mismo ritmo que la esperanza de vida y que podría duplicarse cada 20 años. Cada 70 segundos se diagnostica un caso nuevo en Europa.
• El alzhéimer es la enfermedad que más preocupa a las personas mayores, por delante incluso del cáncer o de sufrir un infarto.

Alzheimer terapias

Los 10 últimos avances en la lucha contra el Alzhéimer

By | Noticias | No hay comentarios

Con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, desde ORPEA Ibérica queremos realizar un repaso a los últimos estudios, investigaciones, terapias y avances en relación a esta enfermedad degenerativa cerebral. Todavía no se ha encontrado una cura para el alzhéimer, ni siquiera conocemos su origen y causas; pero hay numerosos trabajos en todo el mundo que persiguen este fin.

1. Uno de los principales descubrimientos realizados en los últimos doce meses vio la luz gracias al estudio liderado por Dena Dubal, profesora adjunta de neurología y decana de la cátedra de envejecimiento y enfermedades neurodegenerativas en la Universidad de California. Los resultados de la investigación defienden que un fragmento de la hormona Klotho puede mejorar las funciones cerebrales durante toda la vida del paciente. Esta hormona ha sido testada con ratones, que experimentaron evidentes mejoras cognitivas, aunque aún son necesarios más estudios clínicos con los que determinar la eficacia de la hormona Klotho en los seres humanos.

2. Otro importante avance ha venido de la mano de un grupo de investigadores argentinos liderados por el doctor Tomás Falcone, investigador del CONICET. Especializados en el estudio del sistema nervioso y enfermedades neurodegenerativas, su estudio ayuda a comprender las fases iniciales de la enfermedad del alzhéimer, que estarían provocadas por los desbalances de las isoformas de la proteína Tau.

3. En España, un equipo de investigadores liderado por José L. Marco-Contelles, Instituto de Química Orgánica General de Madrid, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), también ha aportado su granito de arena en la lucha contra esta terrible enfermedad. Se trata de uno de los descubrimientos más relevantes de los últimos años, puesto que han hallado una molécula multipotente que actúa como un agente protector y es capaz de frenar los mecanismos que provocan el desarrollo de la enfermedad. La molécula descubierta, denominada MBA 354, podría posibilitar la producción de medicamentos eficaces en la cura, y no solo en los cuidados paliativos, del alzhéimer.

4. Un estudio del Consejo de Investigación Médica de la Universidad de Leicester (Reino Unido), dirigido por Andrew Tobin, ha probado en ratones un nuevo fármaco que mejora los síntomas de la degeneración cerebral y prolonga la vida. “Nuestro estudio abre vías para que los investigadores busquen nuevos medicamentos para los síntomas del alzhéimer y ralenticen la progresión de la enfermedad”, asegura Tobin.

5. Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, han descubierto el genTMEM106B, que tiene relación directa con el envejecimiento del cerebro y que, a partir de los 65 años, influye en el riesgo de enfermedades neurodegenerativas. Tras analizar el material genético de 1.904 muestras de cerebros humanos, llegaron al concepto de envejecimiento diferencial: la diferencia entre la edad aparente (biológica) de un individuo y su edad verdadera (cronológica) e identificaron el TMEM106B como responsable por esa edad diferencial.

6. U equipo del Imperial College de Londres, liderado por la bióloga española Magdalena Sastre, logró a finales de 2016 frenar el desarrollo de la enfermedad de alzhéimer en ratones, inyectando en su cerebro un virus portador del genPGC1-alpha. Los ratones tratados con el gen produjeron muchas menos placas amiloides que sus hermanos que no lo recibieron y tenían la misma memoria que los normales.

7. Una investigación llevada a cabo por investigadores del Hospital General de Massachusetts (Boston, EE.UU) y dirigida por Robert Moir, ha demostrado que la proteína beta-amiloide es un componente fundamental del sistema inmune y en la lucha frente a muchas infecciones. Este estudio sugiere que esta proteína no debería ser una diana terapéutica en la lucha contra la enfermedad de alzhéimer. Moir aseguró a mediados de 2016 que “nuestros resultados sugieren la posibilidad, ciertamente intrigante, de que el alzhéimer aparezca cuando el cerebro percibe que está siendo atacado por patógenos invasores. Pero necesitamos más estudios para identificar si el proceso requiere de la presencia de una infección”.

8. El equipo de Carlos Dotti, investigador del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en Madrid, ha descubierto que el cerebro produce su propio colesterol, que resulta esencial para mantener las neuronas vivas y sanas. Cada vez que se forma un recuerdo, las neuronas encienden determinados genes para fijarlo y deben tener suficiente colesterol en la parte exterior de su membrana para poder hacerlo. La presencia de esta molécula en el encéfalo tiende a perderse con la edad, y tanto personas mayores sanas como otras que sufren alzhéimer suelen presentar niveles de colesterol cerebral más bajos de lo normal.

9. Un equipo dirigido por Tony Wyss-Coray en la de la Universidad de Stanford (EE UU, busca remedios a la degeneración neurológica que a menudo desemboca en el alzhéimer. Han organizado el primer ensayo clínico para analizar los efectos de realizar transfusiones de plasma de personas de menos de 30 años en 18 personas mayores con alzhéimer.

10. Se están realizando numerosos ensayos clínicos que investigan fármacos para el tratamiento y prevención del alzhéimer. Alzheimer Europe ha lanzado el servicio ‘Clinical Trials Watch’, con información actualizada de ensayos en fase III. En España tenemos el Registro Español de Estudios Clínicos, una base de datos pública, de uso libre y gratuito.
El proyecto EPAD, que integra a 35 instituciones académicas y laboratorios farmacéuticos de Europa, está reclutando a 6.000 personas que se someterán a ensayos clínicos para probar nuevos tratamientos. Este proyecto europeo de investigación con voluntarios asintomáticos o en estadios tempranos del alzhéimer quiere estudiar cómo evoluciona la enfermedad en sus etapas más tempranas.

Terapias paliativas
En el Grupo ORPEA empleamos todas las técnicas y terapias que se han mostrado eficaces en el cuidado de las personas mayores que sufren alzhéimer. En nuestras residencias se utilizan diferentes técnicas asistenciales y de mejora cognitiva, así como unidades específicas para estos pacientes, como son las salas de reminiscencia, en las que se estimulan los recuerdos de los mayores; o las salas Snoezelen, que se ocupan de la estimulación sensorial.

Algunos datos del alzhéimer

• La enfermedad de alzhéimer (EA), tal como la describió Alois Alzheimer, es una enfermedad degenerativa cerebral en la que se pierden neuronas, se acumula una proteína anormal (amiloide) y se muestran lesiones características (placas seniles y ovillos neurofibrilares).
• La acumulación de la proteína amiloide puede iniciarse 20 años antes de que la enfermedad empiece a manifestar sus síntomas
• Más de 1.200.000 pacientes sufren alzhéimer en España –según un estudio de la Confederación Española del alzhéimer, CEAFA-, una enfermedad que arrastra y marca la vida de más de cinco millones de personas.
• El alzhéimer afecta en España al 5% de la población de entre 60 y 69 años, al 20% de los que tienen entre 80 y 89 años y al 30% de los mayores de 90 años.
• Según la OMS hay más de 36 millones de personas afectadas por esta enfermedad en todo el mundo, una cifra que sigue aumentando al mismo ritmo que la esperanza de vida y que podría duplicarse cada 20 años. Cada 70 segundos se diagnostica un caso nuevo en Europa.
• El alzhéimer es la enfermedad que más preocupa a las personas mayores, por delante incluso del cáncer o de sufrir un infarto.

ORPEA SE EXPANDE A SUDAMÉRICA Y REFUERZA SU APUESTA EN EUROPA

By | Noticias | No hay comentarios

El Grupo ORPEA anuncia su expansión en Brasil y Portugal, reforzando su posición como uno de los líderes en mundiales en el cuidado de mayores. Al mismo tiempo, anuncia la amortización anticipada de sus bonos ORNANE 2020. 

La estrategia global de Grupo ORPEA ha tomado un nuevo impulso con su llegada a Sudamérica. El país elegido para asentar las primeras residencias ORPEA en el continente americano ha sido Brasil, donde ya se están construyendo más de 2.000 camas y se tienen grandes planes de expansión en el futuro.

Con más de 200 millones de habitantes y una previsión de más de 15 millones de personas mayores de 80 años para el año 2050, Brasil se confirma como uno de los países con mayor potencial para ORPEA. En la actualidad ya se están construyendo más de 2.000 camas en residencias que se establecerán en algunas de las más importantes ciudades del país, incluyendo Sao Paulo, Rio de Janeiro, Belo Horizonte and Fortaleza. Aunque se proyecta ampliar la oferta tanto con nuevas construcciones, como con la adquisición selectiva de instalaciones actuales.

En paralelo a esta operación, ORPEA anuncia su llegada a Portugal. Un país de gran potencial para el grupo en el que se contará con una oferta de más de 1.000 camas. Las residencias ORPEA se establecerán en varias ciudades del país, incluyendo Lisboa, Cascais y Oporto. De esta forma, Portugal pasa a convertirse en un nuevo punto estratégico de cara al liderazgo residencial en Europa.

Yves Le Masne, Director General de ORPEA, explica los nuevos pasos del Grupo: “ORPEA está acelerando su expansión internacional llegando a Sudamérica y reforzando su huella europea. Brasil y Portugal ofrecen oportunidades idóneas para el modelo de crecimiento del Grupo. De esta forma, ORPEA cuenta con presencia en 12 países de 3 continentes. Somos uno de los líderes mundiales en la atención a largo, con una gama de servicios y ofertas de cuidado que cumplen con los más altos estándares de calidad”.

 

Amortización anticipada de los bonos ORNANE 2020

ORPEA ha decidido amortizar anticipadamente todos sus bonos ORNANE (bonos convertibles en acciones nuevas y/o canjeables por acciones existentes) con opción de reembolso en efectivo y/o nuevas acciones con vencimiento el 1 de enero de 2020, emitidos el 17 de julio de 2013 y aún pendiente hasta la fecha.

Los tenedores de Bonos de ORNANE que así lo deseen, deberán ejercer su derecho de conversión a más tardar a las 5:00 pm del 22 de septiembre de 2017. De acuerdo con los arreglos disponibles en el sitio web de ORPEA: www.orpea-corp.com.

El 4 de septiembre de 2017, 3.695.897 bonos de ORNANE permanecieron en circulación. Es decir, el 86,75% del tramo inicial; lo que representa aproximadamente 172 millones de euros. Además, al ejercer el derecho de conversión, los bonos de ORNANE, incluido el valor nominal, se amortizarán en nuevas acciones. Por lo tanto, la Sociedad emitirá un máximo de 3.947.218 acciones nuevas.

Este acuerdo permite a ORPEA:

  • Reforzar su balance reduciendo su gearing a través del doble impacto de la reducción de la deuda y el aumento del capital.
  • Reducir sus gastos financieros.
  • Incrementar su capacidad de endeudamiento para que el Grupo pueda acelerar su expansión a través de adquisiciones de activos inmobiliarios operativos y afines.

LA RESIDENCIA DE ORPEA ZARAGOZA, CENTRO LIBRE DE SUJECIONES

By | Noticias | No hay comentarios

ORPEA Ibérica sigue aumentando su lista de residencias libres de sujeciones y el centro de Zaragoza alcanzó ya en junio el índice de 0,00%. La política asistencial del grupo sigue dando sus frutos y el objetivo sigue siendo el de eliminar el total de sujeciones a finales de año en los centros de reciente adquisición.

 

Los últimos datos de sujeciones entre los centros de ORPEA Ibércia siguen reflejando el éxito de su política asistencial en este campo. Así, en el mes de agosto de 2017, la residencia del grupo en Zaragoza se unió a los centros que ya se consideran libres de sujeciones. Un total de 19 residencias repartidas entre las Comunidades de Madrid, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Catalunya, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

ORPEA Zaragoza representa el buen hacer del grupo en las residencias adquiridas recientemente. Y es que el centro aragonés entró a formar parte de las residencias del grupo a finales del 2016. Desde entonces los niveles de sujeciones no han hecho más que descender, desde el 15% de enero de 2017 hasta el 0,00% del mes de agosto, cuando se ha conseguido el objetivo de centro libre de sujeciones. Y es que la política de ORPEA apuesta firmemente por la eliminación de las sujeciones en sus centros, una medida en beneficio de sus residentes tanto a nivel físico como psicológico.

Desde la dirección de ORPEA, las sujeciones siempre se han considerado como elementos de riesgo para los residentes. Es por ello que el objetivo del grupo a corto plazo es convertir todos sus centros en residencias libres de sujeciones. Una labor que tiene su punto de partida en la formación del equipo médico, que tiene constantes cursos de formación a su alcance para conocer las claves del trabajo e interiorizar la forma de actuar.

Es así como todos los centros del grupo, en especial los adquiridos más recientemente, están experimentando un rápido descenso en el índice de sujeciones, con un amplio abanico de residencias cercanas a conseguir el objetivo del 0,00%. Un éxito asistencial de ORPEA del que se benefician sus residentes, que al verse liberados de sujeciones mejoran sustancialmente su nivel de bienestar. Puesto que la retirada de sujeciones otorga al residente una mayor independencia que le aporta beneficios físicos y de conducta.

Importantes beneficios

En el caso de las sujeciones, suprimir  esta técnica  es un objetivo con el que ORPEA Ibérica está cien por cien comprometido. “Tener a un residente sin sujeciones solo aporta beneficios. Por concretar alguno, podemos hablar de mejoras en movilidad, coordinación y equilibrio. Además, disminuyen las úlceras por presión, mejora el tránsito intestinal y por tanto su nutrición, y psicológicamente, en el caso de personas con mayor deterioro cognitivo, permite que estos  residentes se sientan  más libres dentro de un espacio protegido”, explica la directora asistencial del grupo, Victoria Pérez.

Con estos datos en la mano, el objetivo de ORPEA Ibérica será seguir incrementando el número de Centros libres de sujeciones. Un proceso que atiende a estudios pormenorizados de cada residente, tal como explica Victoria Pérez: “Toda sujeción que se ha retirado, ha venido precedida de una valoración individual de carácter interdisciplinar de cada residente. Así, absolutamente todos los profesionales han contribuido presentado sus informes y comunicando las consecuencias negativas del mantenimiento de las sujeciones que en su día fueron colocadas”.

Solo así es posible la retirada de sujeciones sobre los residentes. Una tendencia en continua progresión que busca la mejora física y psicológica de todas las  personas que aún tienen algún tipo de sujeción.

LA RESIDENCIA DE ORPEA PUERTO BANÚS, CENTRO LIBRE DE SUJECIONES

By | Noticias | No hay comentarios

ORPEA Ibérica sigue aumentando su lista de residencias libres de sujeciones y el centro de Puerto Banús alcanzó ya en junio el índice de 0,00%. La política asistencial del grupo sigue dando sus frutos y el objetivo sigue siendo el de eliminar el total de sujeciones a finales de año en los centros de reciente adquisición.

Los últimos datos de sujeciones entre los centros de ORPEA Ibérica siguen reflejando el éxito de su política asistencial en este campo. Así, a finales de junio de 2017, la residencia del grupo en Puerto Banús se unió a los centros que ya se consideran libres de sujeciones. Un total de 19 residencias repartidas entre las Comunidades de Madrid, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Catalunya, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

ORPEA Puerto Banús representa el buen hacer del grupo en las residencias recientemente adquiridas en la fusión con Sanyres. En el caso concreto de Puerto Banús, la excelente labor de los profesionales del centro ha conseguido que la residencia llegara a principios de verano  a un índice de 0,00% de sujeciones, cuando a principios de año se situaba en el 6%. Y es que la política de ORPEA apuesta firmemente por la eliminación de las sujeciones en sus centros, una medida en beneficio de sus residentes tanto a nivel físico como psicológico.

Desde la dirección de ORPEA, las sujeciones siempre se han considerado como elementos de riesgo para los residentes. Es por ello que el objetivo del grupo a corto plazo es convertir todos sus centros en residencias libres de sujeciones. Una labor que tiene su punto de partida en la formación del equipo médico, que tiene constantes cursos de formación a su alcance para conocer las claves del trabajo e interiorizar la forma de actuar.

Es así como todos los centros del grupo, incluidos los que pertenecían Sanyres, están experimentando un rápido descenso en el índice de sujeciones, con un amplio abanico de residencias cercanas a conseguir el objetivo del 0,00%. Un éxito asistencial de ORPEA del que se benefician sus residentes, que al verse liberados de sujeciones mejoran sustancialmente su nivel de bienestar. Puesto que la retirada de sujeciones otorga al residente una mayor independencia que le aporta beneficios físicos y de conducta.

Importantes beneficios

En el caso de las sujeciones, suprimir  esta técnica  es un objetivo con el que ORPEA Ibérica está cien por cien comprometido. “Tener a un residente sin sujeciones solo aporta beneficios. Por concretar alguno, podemos hablar de mejoras en movilidad, coordinación y equilibrio. Además, disminuyen las úlceras por presión, mejora el tránsito intestinal y por tanto su nutrición, y psicológicamente, en el caso de personas con mayor deterioro cognitivo, permite que estos  residentes se sientan  más libres dentro de un espacio protegido”, explica la directora asistencial del grupo, Victoria Pérez.

Con estos datos en la mano, el objetivo de ORPEA Ibérica será seguir incrementando el número de Centros libres de sujeciones. Un proceso que atiende a estudios pormenorizados de cada residente, tal como explica Victoria Pérez: “Toda sujeción que se ha retirado, ha venido precedida de una valoración individual de carácter interdisciplinar de cada residente. Así, absolutamente todos los profesionales han contribuido presentado sus informes y comunicando las consecuencias negativas del mantenimiento de las sujeciones que en su día fueron colocadas”.

Solo así es posible la retirada de sujeciones sobre los residentes. Una tendencia en continua progresión que busca la mejora física y psicológica de todas las  personas que aún tienen algún tipo de sujeción.

OBJETIVO CERO SUJECIONES EN LAS RESIDENCIAS ORPEA

By | Noticias | No hay comentarios

El objetivo del grupo es conseguir que cada una de sus residencias se conviertan en centros libres de sujeciones antes de comenzar el año 2018. La máxima atención se pondrá sobre los centros recientemente adquiridos. 

La política asistencial de ORPEA Ibérica sigue apostando por la libertad de movimientos en sus residentes. De los 44 centros que el grupo tiene repartidos por todo el territorio nacional, 19 de ellos ya se consideran libres de sujeciones, siendo Puerto Banús y Zaragoza los últimos en sumarse a la lista. Y no serán los últimos, puesto que el objetivo del grupo es conseguir que todos sus centros alcancen el nivel de 0 sujeciones.

Un objetivo para el que ORPEA ya se ha marcado fecha, finales de año. Y es que antes de comenzar el 2018, el grupo quiere que todos sus centros de España sean centros  libres de sujeciones. Un ambicioso planteamiento con el que posicionarse como líder del sector en eliminar totalmente un sistema de sujeciones que, como avalan los estudios, supone graves perjuicios para los residentes.

En ese sentido, desde ORPEA no cabe ninguna duda en considerar las sujeciones como elementos de riesgo que pueden suponer una lesión física severa y, a nivel psicológico, provocar efectos negativos a la vez que graves alteraciones conductuales.

Por ello, desde la dirección asistencial del grupo se forma a todo el personal para lograr que la eliminación de sujeciones se consiga de una manera óptima. Victoria Pérez, directora asistencial de ORPEA Ibérica, explica la formación que el grupo ofrece a sus trabajadores: “Nosotros, de forma periódica, realizamos cursos de formación porque es indispensable tener a todo el personal implicado con la causa. Es la única forma de conseguir la reducción progresiva de las sujeciones”.

Una progresión que comienza con el equipo médico de cada centro y que tiene su continuación en la concienciación del propio residente y sus familiares. “Desde el minuto uno se comunica al residente cuál es nuestro objetivo en cuanto a las sujeciones y damos toda la información requerida. Además de trabajar de forma personalizada con cada persona y ofrecer los medios técnicos necesarios que mejor se adapten a sus necesidades”, explica la doctora Pérez.

Cada sujeción retirada en un centro ORPEA se realiza después de una valoración individual de carácter interdisciplinar sobre cada residente. Porque antes de alcanzar la retirada, absolutamente todos los técnicos han presentado sus informes comunicando las consecuencias negativas del mantenimiento de las sujeciones que en su día fueron colocadas.

Una vez retiradas, los beneficios no tardan en aparecer. La doctora Pérez explica los dos ámbitos en los que los residentes notan mejorías: “La situación física mejora considerablemente,  con el aumento de masa muscular y una consiguiente mejora de movilidad, coordinación y equilibrio. Y a nivel psicológico, al permitir que el residente sea libre dentro de un espacio protegido, desaparecen trastornos conductuales como la agresividad, la apatía o la agitación. Además, los residentes se vuelven mucho más sociables y se consigue una mejora de la autoestima”.

Por todo ello, ORPEA continuará sumando centros libres de sujeciones a los ya existentes en las Comunidades de Madrid, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Catalunya, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana. Residencias que se caracterizan por la supervisión de los espacios comunes, la aportación de elementos facilitadores como camas Alzheimer y una participación activa en grupos de actividades. Todo ello parte de la exitosa política asistencial con la que se busca eliminar las sujeciones de todos los centros ORPEA.