Mensajes a residentes
Category

Un día en ORPEA

Estancias temporales para mayores: rehabilitación, recuperación y respiro

Estancias temporales para mayores: rehabilitación, recuperación y respiro

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Las estancias temporales en residencias para mayores, por respiro familiar o por recuperación física, son ingresos cortos en centros residenciales. El periodo de la estancia varía en función de las necesidades de cada persona y su familia: rehabilitación física, recuperación post-operatoria, tras una intervención quirúrgica, o para descanso del cuidador familiar, entre otros motivos. Su principal beneficio es que el mayor se siente seguro y con sus necesidades cubiertas. Pero, además, los familiares saben que su ser querido está bien atendido durante el tiempo que requiera.

En época estival, las estancias temporales de respiro familiar en los centros ORPEA aumentan, ya que permite a los cuidadores habituales descansar con la tranquilidad de saber que sus mayores están atendidos por profesionales en centros especializados.

En muchas ocasiones al conocer este servicio, son los propios mayores los que acuden a los centros ORPEA, debido a que las estancias temporales en residencias responden a una necesidad en una situación o periodo de tiempo determinado, como convalecencias tras un ingreso hospitalario y recuperaciones tras una intervención quirúrgica. Ambas circunstancias hacen que el mayor requiera de unos cuidados profesionales que no siempre puede recibir en su domicilio, porque vive solo o porque no tiene el apoyo profesional necesario. Este tipo de estancias tienen una duración que suele oscilar entre uno y tres meses.

Atención profesional

Las personas mayores que requieren una estancia temporal en residencias disfrutan de los mismos servicios que el resto de los residentes. Además del Plan de Atención Individualizado, que se diseña en función de sus necesidades, los profesionales de ORPEA se esfuerzan por integrar a la persona mayor en las actividades que se desarrollan en el centro, tanto sociales como aquellas relacionadas con la recuperación física y el apoyo psicológico.

De hecho, durante la estancia temporal, la persona mayor tiene acceso a todo el equipo multidisciplinar del centro: médico, enfermera, terapeuta, fisioterapeuta, psicólogo, logopeda, podólogo y a otros profesionales como animadores socioculturales o peluqueros.

Otra de las prioridades de los centros ORPEA es que los residentes, tanto si son permanentes como temporales, tengan una adecuada alimentación y, además, disfruten de cada comida. Para ello, disponen de cocina propia, donde se preparan menús adaptados a las necesidades de los residentes, diseñados por un nutricionista y revisados por un médico. Además, los chefs de ORPEA preparan menús texturizados para aquellos residentes con problemas de deglución (dificultad para tragar), que preservan los sabores y garantizan el aporte nutricional que necesitan las personas mayores.

Una nutrición adecuada, junto al desarrollo de actividades físicas y sociales, permite una mejor y más pronta recuperación de la persona.

De temporales a habituales o definitivas

Una estancia temporal por respiro familiar puede convertirse en definitiva, ya que los cuidadores comprueban que su ser querido es atendido por profesionales cualificados y, además de encontrarse bien físicamente, también lo está emocionalmente, porque ha compartido actividades con otros residentes y ha desarrollado vínculos sociales.

Por este mismo motivo, muchas de las estancias temporales por recuperación física se convierten en definitivas. Las personas mayores ingresan en los centros ORPEA con problemas de salud y, a las pocas semanas, logran mejorar sus capacidades físicas, pero también cognitivas. Incluso, mejora su estado emocional gracias a las relaciones sociales que establecen.

Ahora además puedes visitar nuestras instalaciones desde casa, ya que ORPEA dispone de un servicio de atención y visita guiada por teléfono móvil, para que puedas conocer directamente desde tu domicilio el equipamiento y las habitaciones.

 

Consejos para visitar con seguridad a las personas mayores que viven en residencias

Consejos para visitar con seguridad a las personas mayores que viven en residencias

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Preservar el vínculo con los familiares y amigos es fundamental para el bienestar físico y emocional de las persona mayores, por eso retomar las visitas de los familiares a los mayores que viven en residencias ha supuesto un logro, pero no se puede bajar la guardia. Es necesario que estas visitas se sigan realizando atendiendo a las medidas de seguridad pertinentes.

En ORPEA se han implantado nuevas medidas de protección, prevención y cuidados frente al COVID-19 y se ha formado y dispuesto del material necesario a todo su equipo profesional para atender y proteger la salud de todos los residentes. Además, constantemente, se informa a los familiares para que conozcan cuáles son los protocolos de actuación y medidas que se implementan en nuestros centros. Pero es importante que los familiares se conciencien de la responsabilidad que supone cumplir estas medidas para seguridad de los residentes y trabajadores.

Algunos de los consejos que deben tener en cuenta las familias para visitar con seguridad a las personas mayores que viven en residencias son los siguientes:

  • Retrasar voluntariamente la salida de los mayores fuera de los centros residenciales porque suponen un riesgo para ellos, los trabajadores y el resto de residentes.
  • El familiar debe posponer la visita a la persona mayor si tiene síntomas o ha estado en contacto con alguna persona contagiada, aunque no los tenga. Un solo contagio obligaría a prohibir las visitas en el centro.
  • Los cuidadores y familiares del residente deben avisar a los centros previamente para organizar las visitas. Al llegar al centro, se recomienda seguir las instrucciones dadas por los profesionales y no hacer ningún desplazamiento que no esté indicado.
  • En caso de que la persona mayor salga del centro, se sugiere que lo hagan solos o acompañados por su cuidador o visitante habitual. Es aconsejable evitar la visita a domicilios particulares, restaurantes o celebraciones con amigos.
  • Visitantes y residentes deberían hacer uso de la mascarilla permanentemente, tanto dentro como fuera de los recintos, salvo durante horas de comida y tan solo por parte de los usuarios.
  • Familiares y residentes deberían respetar la distancia de seguridad de 1,5 metros, tanto en relación a los residentes, como en relación a los trabajadores.
  • Familiares y residentes deberían mantener una higiene de manos constante antes de llegar a los centros y durante las visitas. En los centros se le facilitará líquido higienizante.
  • Las familias deben respetar las normas de cada centro cuando realicen las visitas. Cada instalación tiene sus requerimientos y características, sus horas de salida de las habitaciones, sus horas de paseo por las zonas comunes y sus actividades grupales. Los profesionales están encantados de dar las indicaciones pertinentes tanto a familiares como a residentes.

En residencias ORPEA dedicamos todo nuestro esfuerzo para que nuestros mayores vivan en un lugar protegido, seguro y confortable. Nuestro principal compromiso es convertir nuestros centros en espacios de vida seguros y adaptados a la actual situación

Estas recomendaciones  han sido consensuadas entre todas las empresas que forman parte de la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia  (Aeste), a la que pertenece ORPEA.

Solicitar información
close slider

    SOLICITAR INFORMACIÓN DE RESIDENCIA