Avances del 2016 en la lucha contra la enfermedad del Alzheimer

5 enero, 2017Noticias

¿Hemos avanzado en la investigación en la lucha contra el Alzheimer? La respuesta es sí. Cualquier adelanto, investigación o estudio realizado es siempre algo positivo.

 

Fue descrita por primera vez en 1906, y en 2016 se celebraron 110 años de su diagnostico. Aunque sigue siendo degenerativa e incurable, en los últimos tiempos se han hecho algunos avances que si bien tienen algunas reservas, están en fase experimental y no son concluyentes, sientan las bases de lo que sin duda serán adelantos sustanciales para hacer frente a esta enfermedad.

 

Los avances siguen dos líneas principales: la detección precoz (aspecto muy importante para poder actuar con mayores probabilidades de éxito) y los resultados positivos pero no concluyentes en pacientes con estadios tempranos de la enfermedad.

 

Uno de los principales estudios clínicos ha sido la terapia experimental que consigue reducir la acumulación de una proteína en el cerebro de una persona con Alzheimer leve. La acumulación de esta proteína es una característica de la enfermedad y se ha llegado a la conclusión de que desempeña un papel relevante en el avance de sus síntomas característicos.

 

Por ello, se tiende a investigar con los medicamentos capaces de disolver y eliminar esta proteína en el cerebro. A pesar de ello, queda por determinar si este tipo de medicación se traduce en un efecto permanente sobre las funciones cognitivas o es pasajero. Sin embargo es un gran paso.

 

Se considera que uno de los principales motivos por los cuales los medicamentos que se están probando y que están en fase de experimentación fallan en la mayoría de casos, es porque los pacientes ya se encuentran en fases avanzadas de la enfermedad. El objetivo es actuar en etapas tempranas del Alzheimer, en el momento en el que aparecen los primeros síntomas, incluso antes de que se manifiesten. Lo ideal, sería reconocer quien será propenso a desarrollar la enfermedad. Esto es algo complicado puesto que distinguir qué es pérdida de memoria asociada a la edad y síntomas de Alzheimer es un gran paso por delante.

 

Los resultados de estos estudios nos hacen ser sin duda optimistas sobre lo que se podría conseguir en el futuro. La detección temprana y seguir investigando nuevos caminos es algo esencial.

 

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario