¿Qué beneficios tiene la lectura en la tercera edad?

17 febrero, 2017Un día en ORPEA

Mantener la mente activa es fundamental para conservar las funciones intelectuales en la tercera edad. Aunque la lectura es un buen hábito, tengamos la edad que tengamos, leer es una forma de proteger el bienestar mental de las personas mayores.

Además de que neurólogos y psicólogos recomiendan la lectura como método preventivo del alzhéimer y otras enfermedades neurodegenerativas, leer aporta grandes beneficios a las personas mayores:

ADIÓS SOLEDAD

La literatura es un remedio para la soledad. Cuando tenemos en nuestras manos un libro interesante nos olvidamos de que estamos solos y nos sumergimos por completo en la historia, dejando que esta absorba toda nuestra atención.

MEJORA LA EMPATÍA

¿Por qué? Leer géneros literarios aumenta nuestra capacidad de ponernos en el lugar de otros, incrementando nuestra comprensión hacia los demás.  Las personas que leen novelas son más empáticas que aquellas que apuestan por los libros especializados, o las que sencillamente no leen ningún género.

INCREMENTA LA CAPACIDAD DE CONCENTRACIÓN

¿Cómo es posible? Ejercitar la mente aumenta nuestra concentración, y la lectura es una buena forma de hacerlo. Leer potencia la capacidad de observación y atención que prestamos. Además, facilita la relajación y nos ayuda a ver nuestros problemas des desde un punto de vista distinto, más objetivo, y a hacerlo con más tranquilidad.

PROPORCIONA ENTRETENIMIENTO

Esto estaba claro, pero además, al mantener nuestra mente ocupada nos evade de otras preocupaciones. A medida que nos hacemos mayores tenemos menos quehaceres diarios (nos jubilamos, podemos hacer menos cosas…) aumentando así nuestra percepción de las preocupaciones. Leer nos aporta flexibilidad al introducirnos en otras aventuras y fomentando nuestra imaginación y creatividad.

RECORDAMOS MEJOR LAS COSAS

¿Cómo puede ser que el mero hecho de leer mejore nuestra memoria? Las emociones ayudan a asentar mejor los recuerdos, y la lectura nos aporta emociones. Además, al leer a diario ejercitamos nuestras capacidades cognitivas, dotándonos de una rica variedad de historias, personajes, vocabulario, expresiones…

SENSACIÓN DE BIENESTAR

¿Acaso existe mejor sensación que esta? Leer reduce nuestro nivel de cortisol aumentando esta sensación. Una historia que nos resulte interesante puede “engancharnos”, haciendo que liberemos tensión y relativicemos nuestros problemas.

EL MEJOR MÉTODO PARA COGER EL SUEÑO

Nada de contar ovejas, la mejor forma para quedarse dormido es leer un poco antes de acostarnos. La lectura nos relaja, destensando nuestros músculos y liberando de estrés a nuestro cerebro, proporcionándonos así el estado ideal para conciliar el sueño.

Seguro que todos estos beneficios te han convencido de que leer es una práctica más que recomendable en la tercera edad, pero no olvides que las personas mayores deben seguir ciertas recomendaciones para hacerlo, como aprovechar las horas del día con más luz, apostar por los libros de letra grande para no cansar la vista y hacerlo en un lugar cómodo y tranquilo que les permita concentrarse.

¿Qué más motivos necesitas para regalarle un libro a tus personas mayores? Más que un objeto les estarás regalando horas de bienestar.

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario