Category

Noticias

Los sabores de la infancia forman parte de los recuerdos más agradables de los mayores

By | Noticias | No hay comentarios

Con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, que se celebra el viernes 21 de septiembre, ORPEA ha realizado el “II estudio: Los recuerdos de los mayores”. Los recuerdos son uno de los bienes más preciados que tiene el ser humano, y es que la visión de lo que somos se basa en los recuerdos que tenemos de nuestra vida. Además, en las personas mayores adquieren aún más valor para su bienestar, pues compartir los recuerdos autobiográficos puede aportar felicidad e incluso servir de terapia.

 

El objetivo de este estudio, basado en los recuerdos de los residentes de los 44 centros de ORPEA en España, es realizar una radiografía de la memoria de las personas mayores, a través de sus recuerdos. “Este año hemos dado un paso más y, además de preguntarles cuál es su primer recuerdo y con el único que se quedarían, hemos querido conocer aspectos más lúdicos y emocionales de sus vidas como los relacionados  con  sus primeras vacaciones, sus amigos de la infancia, su primer juguete, o  la primera vez que vieron la televisión”, explica el director de Marketing de ORPEA, Ricardo Buchó.

 

El primer amigo

Si bien la familia es el pilar fundamental de los recuerdos de los mayores, ya que el 75,2 % de los encuestados menciona como primer recuerdo la relación con sus padres y anécdotas divertidas con sus hermanos, los amigos de la niñez son parte fundamental de la infancia y así queda reflejado en este estudio, que constata que el 85,5 % aún recuerda el nombre de su mejor amigo de esta etapa de la vida.

 

Los juguetes también forman parte de los recuerdos más agradables. El 83,5 % de nuestros mayores recuerda el primer juguete que tuvo. Las muñecas y muñecos son los más referidos (66,5 %), ya sean de tela, ganchillo, cartón, plástico, incluso de piedra. También la pelota y peonzas marcan a esta generación. Los más afortunados recuerdan una bici o un coche de juguete. Entre las repuestas destacan algunas curiosas como un diábolo, un compás para el cole o bastidores pequeños para bordar.

 

Viajar en vacaciones

A la pregunta de “¿Si se tuviera que quedar con un solo recuerdo de su vida, cuál elegiría?”, la mayoría responde el día de su boda (20 %), seguida del nacimiento de sus hijos (16,2 %), pero  jugar con los hermanos y amigos en la calle o algún viaje con familiares o amigos también se encuentran entre los recuerdos favoritos de los mayores. De hecho, el 77,7 % de los encuestados rememoran su primer viaje por vacaciones. Como ocurre en la actualidad, las zonas  costeras fueron la elección de la mayoría. Ciudades con mar como Torrevieja, Barcelona, Tenerife, Santander o Galicia son algunos lugares que nombran los encuestados, aunque también hay mayores que refieren la sierra o el pueblo de sus abuelos.

 

Y llegó la televisión

Para nuestros mayores, la aparición de la televisión fue toda una revolución. Nacía un medio de comunicación que cambiaría sus vidas para siempre. Más acceso a la información y entretenimiento entraban en casa para quedarse. El 57,9 % de los mayores que han participado en el estudio de ORPEA recuerdan la primera vez que vieron una televisión. No es fácil acordarse de lo que se emitía en ese momento; algunas de las respuestas más generales son el NODO, corridas de toros, novelas, dibujos… pero también las hay muy concretas como Rocío Dúrcal, Jesús Hermida, el asesinato de Kennedy o el anuncio de Colacao. Lo que muchos de ellos han señalado es dónde la vieron: en casa de un familiar, en el bar de enfrente de casa o en el casino, contestaciones que reflejan que el acceso a la televisión tuvo lugar de manera paulatina hasta convertirse en un electrodoméstico imprescindible en cada casa.

 

El cocido y el arroz sus comidas favoritas

Otro aspecto que se ha tratado en este II Estudio es el relacionado con la comida. Comer es uno de los placeres de la vida y si este momento puede vivirse al lado de la familia, aún se disfruta más. Por tanto, no es de extrañar que el 87 % de los encuestados recuerden su comida favorita de la infancia. Cocido (17,6 %) y arroz o paella (17,5 %) son las preferidas. También las migas y los huevos fritos, todos ellos platos muy típicos de la gastronomía popular. La mayoría se decanta por lo salado, pero también los hay muy golosos. Entre los postre más referidos destacan el arroz con leche y el chocolate (5,6 %).

 

Los resultados de este estudio reflejan la importancia de la memoria afectiva (que es la última que se pierde en pacientes de alzhéimer), la trascendencia de valores como el amor y la amistad y las costumbres de una generación.

 

Para los profesionales de ORPEA es muy interesante conocer los recuerdos de los residentes, ya que a través de ellos, pueden conocer su historia de vida y prestar una atención centrada en la persona y adaptada a su experiencia vital. En la intervención con los pacientes con alzhéimer, los equipos multidisciplinares de ORPEA fomentan las capacidades cognitivas, sensitivas y emocionales a través de herramientas como la reminiscencia, salas de estimulación y los talleres de memoria, entre otras. Todas estas actividades favorecen el bienestar físico, psíquico y emocional de estos residentes mejorando su calidad de vida.

ORPEA ayuda a la prevención de olas de calor y acoge en sus centros a mayores en riesgo

By | Noticias | No hay comentarios

• El grupo residencial colabora con distintos organismos públicos para proteger a los mayores de las consecuencias del calor extremo

• Los mayores interesados y/o sus familiares deberán gestionar esta ayuda a través de los organismos locales

El riesgo de sufrir un golpe de calor aumenta a partir de los 65 años, ya que con la edad se reduce la sensación de calor y sed, por lo que los mayores no toman las medidas adecuadas para prevenir las altas temperaturas y evitar la deshidratación, lo que puede dar lugar a golpes de calor y provocar graves problemas de salud.

Para combatir las consecuencias que el calor extremo puede tener en las personas mayores y conseguir el bienestar de aquellos que viven en sus casas, pero carecen de recursos o adaptación del hogar, y son más vulnerables, ORPEA ha puesto en marcha una acción solidaria en sus centros de Andalucía.

Esta medida, que se llevará a cabo en colaboración con organismos públicos, posibilitará que los mayores puedan trasladarse a la residencia y estar protegidos de los riesgos de las eventuales olas de calor. La permanencia será exclusivamente en los días con picos de calor, siempre que el caso no requiera de cuidados hospitalarios.

Los mayores y/o familiares interesados deberán gestionar esta ayuda a través de su ayuntamiento u organismo local.

Protocolo de actuación ORPEA
ORPEA cuenta con protocolos de cuidado ante las olas de calor, en los cuales están implicados todos los profesionales de las residencias, con el objetivo de identificar los diferentes problemas que puedan surgir y tomar las medidas oportunas.

Entre las medidas que lleva a cabo ORPEA para evitar los inconvenientes relacionados con el excesivo calor, destacan la vigilancia continua de la temperatura de las instalaciones de los centros, el aumento de la ingesta de líquidos o el desarrollo de actividades en zonas resguardadas.
Además, adapta la alimentación y los menús, incorporando alimentos frescos y ligeros, ricos en agua y fibra, como hortalizas y verduras, frutas y cereales.

Cuidados e identificación del golpe de calor
El reconocimiento del golpe de calor en la población mayor es muy importante, porque el pronóstico está directamente relacionado con la rapidez de actuación. No obstante, en ocasiones se ve dificultado porque estas personas tienen varias enfermedades cuyos síntomas se pueden confundir con el golpe de calor. Por esta razón, en ORPEA se realizan talleres informativos a los residentes para identificar el golpe de calor y los cuidados que se deben tener durante la época estival.

Dolor de cabeza, sensación de boca seca y pastosa, náuseas, vómitos, mareos, escalofríos, piel seca y enrojecida, calambres musculares en brazos, piernas o vientre, desorientación, pérdida de conciencia o confusión y no sudoración ante las altas temperaturas son los principales síntomas que preceden al golpe de calor. Por tanto, coincidiendo con los períodos de temperaturas más elevadas, ante cualquiera de estos signos se debe pensar siempre en la posibilidad de un golpe de calor, independientemente de que estas manifestaciones, en las personas mayores, se puedan explicar por otros procesos.

En cuanto a los cuidados básicos se recomienda:
• Comer ligero. Consumir mayor cantidad de frutas y verduras y evitar las comidas pesadas y abundantes.
• No tomar alcohol ni cafeína porque deshidratan y dan más sed.
• Usar ropa cómoda, ligera y transpirable.
• Evitar salir a la calle o zonas de exterior en las que hace más calor (de 12:00 a 17:00 horas).
• En la calle hay que protegerse del sol con crema solar, gorras o sombreros para la cabeza y gafas de sol.
• Mantener las estancias frescas y refrigeradas, cerrando las ventanas y bajando las persianas que estén expuestas al sol.
• Caminar por la sombra evitando largos trayectos bajo el sol.
• Al menor síntoma de desfallecimiento o malestar, pedir ayuda. Los dolores de cabeza, mareos, náuseas o dolor abdominal pueden ser provocados por un golpe de calor.

ORPEA Ibérica adquiere Ecoplar e incorpora cinco nuevos centros a su red

By | Noticias, Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA Ibérica, empresa de referencia en la atención a las personas mayores y dependientes, continúa con su proceso de expansión en España. Este martes, 3 de julio,  ha adquirido el Grupo Ecoplar, integrando en su red de centros cinco nuevas residencias. Esta operación supone un paso más en el crecimiento de ORPEA en España, a través de su filial ORPEA Ibérica, que recientemente también inició su actividad en el sector de salud mental con la adquisición de la Clínica López Ibor.

La incorporación de Ecoplar refuerza la posición de ORPEA Ibérica en el ámbito sociosanitario. Para ORPEA, los centros de Grupo Ecoplar cuentan con unas instalaciones, una filosofía de trabajo y un estándar de calidad muy identificados con los que ofrece ORPEA, incorporando valores muy apreciados por la compañía para asegurar la excelencia en la atención que se ofrece a las personas que atiende.

 

Principal operador de la Comunidad de Madrid

Tres de las cinco residencias de Grupo Ecoplar se encuentran en la Comunidad de Madrid. Una en la localidad de Serranillos del Valle y las otras dos en la capital, en los barrios de Mirasierra y Aravaca. Con ellas, ORPEA suma 23 residencias en la región, lo que lo consolida como principal operador.

Los otros dos centros se encuentran en Granada y Santander, concretamente en el municipio de Maliaño. Con ellos, ORPEA refuerza su presencia en Andalucía, donde, además, próximamente tiene previsto proceder a la apertura de la residencia Puente Romano, en Marbella. Asimismo, con la incorporación del centro de Santander, ORPEA Ibérica inicia su actividad en Cantabria, donde hasta la fecha no estaba presente.

El Complejo Residencial Alday que formaba también parte de Grupo Ecoplar en Maliaño (Cantabria) y que cuenta con 232 apartamentos con Spa, centro deportivo y servicios hoteleros, ha quedado en manos de su presidente y fundador al haber adquirido al resto de accionistas la totalidad de las acciones de la sociedad titular.

 

 

ORPEA organiza un curso de cocina tradicional andaluza para sus profesionales de la región sur

By | Noticias, Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA organizó la pasada semana un curso de cocina tradicional andaluza en residencias de mayores dirigido al personal de cocina de la región sur.  Con esta acción formativa, que tuvo lugar en una escuela de cocina de Málaga, se pretende premiar a los mejores profesionales y permitirles adquirir nuevas competencias que podrán aplicar en sus respectivos centros.

Durante este curso, los asistentes aprendieron la relación entre nutrición y memoria en la población de mayor (sabores tradicionales, sabores de la infancia, sabores de siempre), especialmente en sectores poblacionales con alzhéimer, pudiendo diseñar pautas alimenticias saludables con características de sabor, color y olor para prevenir o atenuar síntomas.

Tras una rápida presentación de las características culinarias de Andalucía, y sus materias primas, elaboraron unos platos tipo regionales de varias provincias (ejemplos: alboronia, rabo de toro a la cordobesa, tortilla sacromonte,  caldereta rociera, porra antequerana, berza de acelgas…).

De este modo, ORPEA  ayuda a los cocineros a posicionarse como profesionales claves en nuestras residencias, destacar su papel terapéutico y crear valor de cara a nuestros residentes.

Varios residentes “centenarios” de ORPEA participan en ‘El programa de Ana Rosa’

By | Noticias | No hay comentarios

 

El pasado mes de abril, un periodista de “El programa de Ana Rosa” de Telecinco, Jano Mecha, visitó la residencia ORPEA Loreto (Madrid) para conversar con algunos de nuestros residentes centenarios sobre diversos temas de actualidad, entre ellos las pensiones. Así lo refleja este extracto del reportaje “El secreto para llegar a los 100 años”. Pincha en la siguiente imagen para ver el reportaje.

 

Los centros Orpea ofrecen una atención integral y personalizada para los residentes con enfermedad de Parkinson

By | Noticias | No hay comentarios

Con motivo del Día Mundial del Parkinson que se celebró el pasado 11 de abril, el Grupo ORPEA, líder europeo en la atención a la dependencia y referente en el cuidado de las personas mayores, recordó que las personas con enfermedad de Parkinson precisan de una atención integral y personalizada dirigida a abordar los múltiples síntomas motores y no motores propios de esta patología, con el fin de conseguir mayor autonomía y bienestar físico, psíquico y emocional.

 

El párkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente después del alzhéimer. En España, se estima que afecta a entre 120.000 y 150.000 personas, y cada año se diagnostican 10.000 nuevos casos. A pesar de que no se trata de una enfermedad exclusiva de las personas mayores, según la Sociedad Española de Neurología (SEN), el 70 % de las personas diagnosticadas de párkinson en nuestro país tienen más de 65 años. Y de esa cifra, el 2 % son mayores de 65 años y el 4 %, mayores de 85 años.

 

Los principales síntomas son motores, como temblores, rigidez, lentitud de movimientos e inestabilidad postural, pero también desarrollan otros trastornos que no están relacionados con la motricidad como depresión, problemas de sueño, estreñimiento, disfagia (dificultad para tragar) y deterioro cognitivo en distintos grados.

 

La doctora Silvia Lores Torres de ORPEA Aravaca, que trabaja con varios residentes con párkinson, subraya que cada usuario es diferente y tiene unas necesidades específicas, por lo que el abordaje debe ser integral y personalizado. En este sentido, afirma que, cuando un nuevo residente llega al centro, un equipo multidisciplinar (médico, enfermera, terapeuta ocupacional, psicólogo, fisioterapeuta…) le realiza una valoración y, tras la puesta en común de los profesionales, se establecen unos objetivos sobre los que trabajar de manera coordinada.

 

En general, la intervención de los profesionales se centra en estimular las capacidades funcionales, tanto físicas como cognitivas, para mantener la autonomía el máximo tiempo posible y retrasar la discapacidad y la dependencia. En este sentido, la terapia ocupacional y la fisioterapia juegan un papel fundamental. En el área de fisioterapia trabaja los temblores, la rigidez y los problemas de la marcha con masajes, mesoterapia, gerontogimnasia, movilizaciones pasivas, etc. De este modo, se mejora la movilidad corporal y se evita la atrofia. En opinión de la doctora Lores, “si el residente no tuviera este tipo de terapia empeoraría funcionalmente mucho más rápido y tendría un peor pronóstico y calidad de vida”.

 

Además de mejorar la autonomía, la fisioterapia y las actividades de terapia ocupacional y animación sociocultural que se realizan en ORPEA ayudan a aumentar su autoestima y retardan el progreso de la enfermedad. Así lo refiere la doctora Lores: “Estos pacientes, en ocasiones, ingresan con un estado de ánimo bajo e, incluso, en alguno caso, deprimido, pero hemos observado un cambio positivo del estado de humor cuando participan en las actividades organizadas, ya que se socializan, comparten y se integran en el grupo”.

 

Comida texturizada para residentes con problemas de disfagia

La doctora Lores asegura que la rigidez es el síntoma más incapacitante, “porque afecta a la movilidad, pero también compromete la deglución, provocando problemas de disfagia”. Los centros ORPEA cuentan con la colaboración de logopedas que se encargan, junto con los médicos del centro, de diagnosticar y establecer el tratamiento apropiado de la disfagia, así como rehabilitar los trastornos del habla. Por supuesto, en los centros se trabaja la función deglutoria con el fin de mantener la funcionalidad pero, en aquellos casos en los que la dificultad para tragar es más acusada, ORPEA ha innovado en el concepto de comida texturizada, que permite una alimentación adecuada y segura sin perder la esencia del gusto por la comida. Para ello, ORPEA cuentan con cocina propia, liderada por un chef, que presenta los platos atractivos a la vista, manteniendo las propiedades organolépticas y estimulando la sensación olfativa.

 

Estimulación cognitiva

Los pacientes de Parkinson pueden padecer deterioro cognitivo, sobre todo en las fases avanzadas de la enfermedad. Y ésta es otra cuestión que tratan con especial empeño en ORPEA. En función del estadio y deterioro cognitivo que tenga la persona, se aplicarán unas determinadas terapias. La doctora de ORPEA Aravaca concreta que, en casos leves, la estimulación será cognitiva y se llevará a cabo mediante actividades instrumentales, puzles, manualidades, talles de pintura y de cocina, actividades de ocio y culturales… “Todas aquellas actividades ocupaciones que les gusten y en las que puedan ejecutar movimientos manuales precisos. Además, al tratarse de tareas grupales, se fomentan las relaciones sociales, un factor muy importante para mejorar la cognición en este tipo de residentes”, apunta esta especialista.

 

En personas con deterioro cognitivo severo, la estimulación será sensorial, a través de la música, el tacto, los colores, los aromas y sabores. Las salas Snoezelen de las que dispone ORPEA son un interesante recurso, porque permiten la estimulación multisensorial (auditiva, tacto, olfato, visual…). Con ellas, “se busca llevar al residente a un estado de relajación, comodidad y de construcción de sensaciones agradables que le permite estimular los sentidos”, destaca doctora Lores. También los profesionales de estos centros utilizan otras alternativas muy efectivas para estas personas como la reminiscencia o terapia con animales. En lo que respecta a esta última, esta médico sostiene que “logra una respuesta emocional y afectiva espectacular. Afloran sentimientos insólitos”.