Category

Un día en ORPEA

ORPEA Las Rozas galardonada en los “Premios STELA 2018” por contratar trabajadores con discapacidad intelectual

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

La Fundación Síndrome de Down de Madrid ha entregado esta mañana los “Premios Stela 2018” en un acto que ha tenido lugar, a las 12 horas, en la Fundación Ramón Areces. ORPEA Las Rozas ha sido una de las 43 empresas galardonadas a la que se le ha reconocido su labor integradora al incorporar trabajadores con discapacidad intelectual a su plantilla a través del Servicio de Empleo Stela, un proyecto iniciado en 1995 que facilita y promueve la inserción social y laboral de personas con síndrome de Down u otra discapacidad intelectual en entornos ordinarios de trabajo.

 

ORPEA apoya de manera firme la integración laboral de personas con discapacidad y promueve acciones orientadas a la incorporación real y efectiva de este colectivo, ya que “fomenta nuestro carácter social y nos enriquece como empresa y como sociedad. Además, repercute en la creación de un mejor equipo humano”, asegura la directora de ORPEA Las Rozas, Alejandra Serrano, que ha recogido el premio. En su opinión, “este galardón es un reconocimiento que demuestra que nuestra filosofía es la adecuada”. En este sentido, ha deseado que cada vez sean más las compañías que incluyan a personas con discapacidad en sus equipos humanos.

 

Actualmente, ORPEA Ibérica cuenta con más de 100 trabajadores con discapacidad que ocupan distintos puestos y funciones. En concreto, en la residencias ORPEA Las Rozas, trabajan tres de estas personas en los departamentos sanitario, de recepción y limpieza. En la selección de estos profesionales, “evaluamos su discapacidad para realizar una adecuada adaptación al puesto y facilitar su integración en el equipo”, explica Alejandra Serrano, pero “lo que verdaderamente valoramos son sus capacidades y cualidades para la labor que van a desarrollar”, subraya.

 

En ORPEA Las Rozas ya tienen experiencia en la contratación de personal en colaboración con la Fundación Síndrome de Down de Madrid, y la valoran de manera muy positiva. “Se ocupan de facilitarnos una serie de candidatos interesados en formar parte de nuestro equipo humano y, una vez elegida la persona, colaboran y mantienen una formación constante para favorecer la integración y su correcta adaptación al puesto. Tienen una gran variedad de programas en los que aúnan un aprendizaje de competencias transversales para el empleo con un aprendizaje especializado centrado en la vocación”, reconoce la directora de ORPEA Las Rozas.

 

El director de Marketing de Orpea Ibérica, Ricardo Buchó, que también ha asistido a los “Premios Stela 2018”, sostiene que el hecho de que la diversidad forme parte de los equipos profesionales es un valor añadido, pues “un entorno profesional respetuoso e integrador permite a cada persona dar lo mejor de sí”. En este sentido, apunta que seguirán actuando fieles a su compromiso con la sociedad y la integración laboral de las personas con diversidad y fomentarán la colaboración con las entidades que favorecen su contratación.

La residencia ORPEA Zaragoza presenta tres proyectos intergeneracionales que mejoran la calidad de vida de los mayores

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

La residencia ORPEA Zaragoza acogió el pasado viernes, 13 de abril, un café networking, donde los asistentes conocieron el modelo de atención del centro que busca mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Asimismo, se presentaron tres proyectos intergeneracionales que se desarrollan en ORPEA Zaragoza y en otros centros de ORPEA Ibérica: Disfruta de la experiencia, Adopta un abuelo y Estelar.

La directora del centro subrayó como uno de los principales objetivos de ORPEA Zaragoza “fomentar las actividades solidarias y promover la participación de los mayores, con el fin de enriquecer su autoestima y evitar el sentimiento de pérdida de su rol social”. De hecho, durante este café networking se han presentado tres iniciativas sociales de carácter intergeneracional muy beneficiosas para los residentes.

“En Orpea Zaragoza siempre buscamos proyectos innovadores que generen interés en las personas mayores. Por ello, impulsamos actividades intergeneracionales que, además, implican un beneficio bidireccional: por un lado, las personas mayores ofrecen su experiencia de vida a los más jóvenes, lo que incrementa su bienestar, su estado emocional, social y cognitivo; y, por otro lado, ofrece a los jóvenes un aprendizaje y un sentimiento de satisfacción personal”, concluyó la directora del centro, Sarai Gracia.

Disfruta de la experiencia, Adopta un abuelo y Estelar son tres experiencias intergeneracionales que mejoran la calidad de vida de las personas mayores.

Disfruta de la Experiencia es un programa de animación del tiempo libre formado por un equipo multidisciplinar de profesionales que trabajan en Andorra con el colectivo de personas mayores. Una representación del grupo de profesionales ha presentado la experiencia y señalado en su intervención que una de las principales actividades que organizan son charlas y talleres intergeneracionales, “con el objetivo de dinamizar la vida de las personas mayores, fomentar un envejecimiento activo y mejorar su calidad de vida”. Visitas guiadas a pueblos, teatro y talleres de educación sobre salud, habilidades sociales o memoria son otras actividades que organizan.

Por otra parte, Adopta un abuelo es un programa intergeneracional que conecta generaciones a través del acompañamiento. Su objetivo es que los mayores se sientan queridos y escuchados, mientras que los jóvenes aprenden valores y experiencias. Cada mayor es acompañado una vez por semana durante nueve meses por dos voluntarios. “En 2013 conocí en Ciudad Real a Bernardo, un viudo de 86 años sin familia que anhelaba tener un nieto. Decidí adoptarlo y extender esta experiencia a otros voluntarios”, expuso su fundador y presidente Alberto Cabanes. En enero de 2015, Adopta un abuelo firmó el primer acuerdo de colaboración con Grupo ORPEA y, a día de hoy, el programa ya está implantado en 14 de sus centros y, paulatinamente, irán sumándose más.

Finalmente, el proyecto Estelar, en palabras de su responsable Pilar Guallart, “pretende humanizar visualmente la estancia de los niños hospitalizados en las unidades de cuidados intensivos neonatales de los hospitales Miguel Servet y Lozano Blesa de Zaragoza, mediante la elaboración de patucos, arrullos, manoplas, etc.”. Guallart ha explicado a los asistentes que su labor consiste en crear un entorno y estancia más agradable para el bebé y favorecer también el bienestar emocional de los padres y familiares, reduciendo el impacto visual que supone convivir con incubadoras, múltiples vías, elementos de apoyo respiratorio, etc. “Los mayores de ORPEA Zaragoza forman parte de nuestro equipo de voluntarios y en los talleres de terapia ocupacional cosen y tejen ropita, arrullos, fundas de colchones, cortinas, etc., con bonitos motivos que sustituyen a gasas, toallas y vendajes propios del entorno hospitalario. Los residentes también realizan manualidades que vendemos en mercadillos para financiar nuestra actividad”, señaló Guallart.

¿Qué es la astenia primaveral?

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Con la llegada de la primavera, la naturaleza nos regala hermosos paisajes: campos, parques y jardines cubiertos de un manto de flores y árboles que brotan. Una estampa idílica que, en ocasiones, se ve empañada por lo que se conoce como astenia primaveral. El aumento de la temperatura, el cambio horario y que los días tienen más horas de luz provoca que nuestros biorritmos se resientan.

Pero, ¿por qué? Nuestro organismo segrega beta-endorfinas, que son las hormonas responsables de generar la sensación de bienestar. La primavera y los cambios ambientales provocan que la generación de esas beta-endorfinas se desajuste y descompense, lo que en algunas personas provoca irritabilidad, nerviosismo, tristeza, cansancio, ansiedad, apatía e, incluso, problemas para conciliar el sueño. Síntomas que padece alrededor de la mitad de la población y que suelen durar entre una y tres semanas, en función del tiempo que cada persona necesite para adaptarse.

 

Consejos para una mejor adaptación

La astenia primaveral no es una enfermedad, sino un trastorno adaptativo temporal. Aunque no hay tratamiento, los siguientes consejos te ayudarán a una mejor y más rápida adaptación y contribuirán a paliar los síntomas asociados a la llegada de la primavera. 

  1. En primer lugar, establece y respeta unas rutinas. Los horarios de las comidas deben coincidir cada día, al igual que la hora de acostarte y levantarte. Si cuando vayas a la cama aún no ha anochecido, baja las persianas para engañar a tu organismo y favorecer un mejor descanso. Y, sobre todo, procura dormir siete horas como mínimo.
  2. Una alimentación sana y equilibrada te dará la energía suficiente para enfrentarte a la astenia primaveral. La Organización Mundial de Salud (OMS) recomienda hacer cinco comidas al día, que deben nutrirse de alimentos frescos de temporada. Y muy importante: olvídate de los alimentos hipercalóricos tan necesarios en invierno para combatir el frío y opta por aquellos que te aporten energía: frutos secos, plátanos, legumbres, cereales, pescado azul rico en Omega 3, pasta, chocolate, etc. Además, los alimentos ricos en vitamina C (verduras crudas como pimientos o tomate y cítricos o kiwi) disminuyen la sensación de cansancio.
  3. Una correcta hidratación te ayudará a combatir la subida de las temperaturas y, por tanto, debes beber, al menos, dos litros diarios de agua.
  4. Practicar ejercicio físico libera endorfinas y te ayudará a afrontar la astenia primaveral con mejor estado de ánimo. Además, contribuye a que los biorritmos de tu organismo se regulen antes.
  5. De igual manera, disfrutar de tu tiempo de ocio hace que el organismo también genere endorfinas, lo que te proporcionará un buen estado ánimo para plantarle cara a la astenia primaveral.

Y, como norma general, evita los hábitos de vida nocivos que dañan la salud como fumar o abusar de las bebidas alcohólicas, azucaradas y excitantes.

La astenia primaveral suele afectar más a los niños y a las personas mayores, porque son más sensibles a los cambios hormonales y ambientales. En cualquier caso, si los síntomas persisten en el tiempo consulta con un especialista.