Category

Un día en ORPEA

ORPEA TORRELODONES Y ORPEA BENÁLMADENA ABRIERON SUS PUERTAS AL PÚBLICO CON GRAN ÉXITO

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios
  • La residencia de ORPEA Torrelodones disfrutó de  unas jornadas de puertas abiertas con infinidad de actividades entre las que destacó la degustación de alimentación texturizada.

  • Hasta ORPEA Benalmádena se acercaron más de 100 visitantes. Entre ellos Irene Díaz, Concejala de Bienestar Social de Benalmádena.

El viernes 13 y el sábado 14 ORPEA continuó con sus jornadas de puertas abiertas. Fue el turno de los centros de Torrelodones y Benalmádena. Tanto en la residencia madrileña como en la malagueña se dieron cita numerosos visitantes. Todos ellos disfrutaron durante ambas jornadas con diferentes actividades lúdicas, gastronómicas y charlas especializadas en el cuidado de los mayores.

La directora de ORPEA Torrelodones, Silvia Martín Mardones, fue la encargada de inaugurar las jornadas. Durante los dos días de puertas abiertas hubo actividades y charlas especializadas como, por ejemplo, “Riesgos de la Polimedicación” o “Mitos en la 3º Edad”. Gran éxito tuvo la degustación de alimentación texturizada, la innovadora terapia alimentaria que está implementando ORPEA en todos sus centros.

Por su parte, ORPEA Benalmádena contó con la asistencia de la Concejala de Bienestar Social de Benalmádena. Doña Irene Díaz visitó el centro de la mano de su directora, Loles López Degayón. Además, quiso mostrar su respaldo ante la política asistencial y terapéutica que lleva a cabo el Grupo ORPEA. Durante las jornadas se realizaron diferentes actividades lúdicas y charlas especializadas para los más de 100 visitantes que se acercaron hasta el centro.

orpea alzheimer cronica cuatro

Las terapias para tratar el Alzheimer de ORPEA, en el programa de TV ‘Crónica Cuatro’

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, el programa de televisión ‘Crónica Cuatro‘ visitó uno de nuestros centros para ver in situ las últimas terapias para tratar el Alzheimer.

En el Grupo ORPEA empleamos todas las técnicas y terapias que se han mostrado eficaces en el cuidado de las personas mayores que sufren alzhéimer. En nuestras residencias se utilizan diferentes técnicas asistenciales y de mejora cognitiva, así como unidades específicas para estos pacientes, como son las salas de reminiscencia, en las que se estimulan los recuerdos de los mayores; o las salas Snoezelen, que se ocupan de la estimulación sensorial.

Muchos de nuestros centros disponen de una Unidad Protegida de Alzheimer y otras Demencias (UPAD), un área especializada en la que se prestaun servicio adaptado a las necesidades individuales de enfermos con Alzheimer u otras demencias. Estas unidades cuentan con personal especializado en el acompañamiento de personas con dichas patologías y en ellas se crean proyectos de vida individualizados dentro de espacios adaptados y seguros. El desarrollo de estos espacios, unido a la aplicación de terapias no farmacológicas, mejoran la calidad de vida de sus residentes.

La memoria en las personas mayores

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

La memoria es un proceso mediante el cual registramos, almacenamos y recuperamos información que hemos adquirido en nuestra vida. A medida que las personas van envejeciendo, ocurren cambios en todas las partes del cuerpo, y entre ellas, el cerebro.

Como resultado de este cambio, algunas personas pueden notar que tardan más tiempo en aprender algo, que no recuerdan la información de la misma manera que lo hacían antes o que pierden los objetos de la vida cotidiana.

Estas circunstancias son problemas leves de mala memoria, no suelen ser síntomas de problemas graves.

Estos problemas pueden ser debidos a estrés, a depresiones, preocupaciones… y en ocasiones pueden confundirse con la demencia. Pero los problemas de memoria relacionados con las emociones normalmente son pasajeros y desaparecen a medida que esas emociones se van disipando.

 

¿CUÁLES SON LOS FACTORES QUE INFLUYEN EN LA PERDIDA DE LA MEMORIA?

– La angustia, la depresión, el aislamiento y la inactividad

– El alcohol y algunos medicamentos que pueden interferir con la atención

– La falta de sueño

– La ansiedad

– Deficiencia de vitamina B12 y ácido fólico

– La falta de ejercicio

 

CONSEJOS PARA EVITAR LOS PROBLEMAS DE MEMORIA

– Planear las actividades, hacer listas de lo que hay que hacer y usa agendas, calendarios…las cosas se recuerdan mejor si se escriben.

Algunas personas recuerdan mejor las cosas si las asocian con algo conocido de su vida cotidiana, como un libro, un familiar o una canción. A esta facultad se la llama nemotecnia. También es útil emplear los colores para reforzar la imaginación.

– Mantenerse ocupado, por ejemplo con actividades que ayuden tanto a la mente como al cuerpo. Así se alivia la sensación de estrés, ansiedad o depresión.

Algunas de ellas son hacer crucigramas, resolver sudokus o recordar los nombres de los personajes de una película.

– Participar en actividades físicas. Algunos estudios han asociado el ejercicio (por ejemplo, caminar) con un mejor funcionamiento del cerebro.

– El 80% de la memoria es almacenada de forma visual. Por ello, para recordar donde hemos dejado lago olvidado, debemos tratar de “vernos” mentalmente para saber lo que estábamos haciendo.

– Comer verduras y frutas frescas, pasta, legumbres y alimentos que contengan magnesio, yodo y fósforo.

 

¿SE PUEDE MEJORAR LA MEMORIA EN LAS PERSONAS MAYORES?

En muchas ocasiones, si se les da a las personas mayores el suficiente tiempo, pueden desempeñarse igual de bien que las personas jóvenes. De hecho, a medida que van envejeciendo, los adultos saludables usualmente mejoran en áreas de capacidad mental tales como el vocabulario.

En la vejez se puede mejorar la memoria, se pueden usar una gran variedad de técnicas que pueden ayudarles a permanecer saludables, mantener sus capacidades mentales y de esta forma mejorar su calidad de vida.

Hábitos saludables para cuidar tu corazón

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio físico… es mucho lo que podemos hacer para mantener nuestro corazón sano. A continuación os recomendamos algunos hábitos saludables que podéis seguir para mantener una buena salud cardiovascular.

Hacer ejercicio

Mantener un ritmo de vida activo está directamente relacionado con un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que la actividad física ejerce beneficios directos sobre el sistema cardiorrespiatorio, disminuyendo considerablemente desórdenes como el sobrepeso, la hipertensión y el colesterol alto. Además, una práctica regular del mismo minimiza las posibilidades de padecer angina de pecho, infarto de miocardio, y accidentes cerebrovasculares.

Para eludir el sedentarismo podemos caminar entre media hora y una hora diaria, o si lo preferimos, practicar otro tipo de actividades como el baile, el ciclismo o la natación.

Comer sano y equilibrado

De esta forma mantendremos a raya el colesterol alto, la presión arterial y el sobrepeso.

Decantarnos por los alimentos cocinados al vapor, o a la plancha, incluir en nuestra dieta un alto porcentaje de frutas y vegetales, y evitar las frituras y salsas, nos ayudará a conservar nuestra salud cardiaca.

Una dieta rica en omega 3 es una de las formas más efectivas de proteger la salud de nuestro corazón, ya que facilita la limpieza de las arterias y promueve el aumento de colesterol bueno.

Podemos encontrar omega 3 en grupos de alimentos como: los pescados, las semillas, los frutos secos y el aceite de oliva.

Además, evitar el uso excesivo de sal en las comidas, es una práctica que también debemos incluir en nuestros hábitos alimenticios, ya que incrementa la tensión, impactando de forma negativa en la circulación, las arterias y el corazón.

Limitar el consumo de café y alcohol

Aunque el consumo moderado de alcohol reduce el riesgo de problemas cardiovasculares, una ingesta excesiva puede producir el efecto contrario.
Así mismo, más de 2 o 3 tazas de café diarias no son recomendables.

Huir del tabaco

Tanto su consumo como respirar el humo del mismo eleva la frecuencia cardíaca y aumenta la presión arterial, aumentando así el riesgo de padecer hipertensión.

Practicar técnicas de relajación

Nuestro corazón puede verse afectado por la ansiedad y el estrés, incrementando las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco. Manejar el estrés es, por tanto, un requisito imprescindible para mantener nuestro corazón en plena forma.

Pasear o practicar yoga son formas de relajarnos que nos ayudarán a evitar posibles episodios cardíacos.

Además de practicar todos los hábitos mencionados, no olvides realizarte chequeos médicos para verificar el estado de tu salud cardiovascular.

Recuerda: siguiendo estos consejos mejorarás considerablemente tu calidad de vida.

Mejora tu salud en la piscina

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Como sabrás, además de mejorar la salud física, en especial las articulaciones y la musculatura, el ejercicio físico en el medio acuático mejora la salud mental y aporta relajación.

Fomenta las relaciones sociales y da seguridad en uno mismo. Además, mejora la confianza a la hora de atreverse y eliminar el miedo que en muchas ocasiones impide realizar determinadas actividades.

Esto se consigue gracias a que en el agua, el peso del cuerpo se ve reducido considerablemente, lo que conduce a que sea ideal para las personas mayores.

El ejercicio acuático también proporciona mejoras sobre la flexibilidad y la tonificación del cuerpo y ayuda a ganar equilibrio y resistencia.

Ejercicios en el agua adecuados para personas mayores

  • Caminar en el agua, intentar andar contra la resistencia del agua con pasos cortos o largos, intentando impulsar las piernas…
  • Realizar movimientos circulares con tobillos y rodillas
  • Elevaciones laterales y frontales de piernas: este ejercicio es muy beneficioso para practicarlo por parejas ya que mejora el equilibrio.
  • Con los brazos apoyados en el borde de la piscina, pedalear con las piernas como de una bicicleta imaginaria se tratase.

Uno de los beneficios del ejercicio en el agua, es que se ejercitan prácticamente todos los músculos del cuerpo, aporta multitud de beneficios para todos a cualquier edad y en verano, ¿a quién no le apetece un chapuzón?

Arteterapia para personas mayores

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

A medida que las personas llegan a la tercera edad, van perdiendo destrezas motoras y se reducen ciertas habilidades. Para evitar o retrasar este deterioro se pueden realizar actividades dentro de la Arteterapia, que funcionan no solo como momento de ocio, sino para mantener la psicomotricidad, potenciar la atención y mejorar las habilidades técnicas.

A través de producciones artísticas (pintura, obras de teatro…) se permite a las personas mayores recrearse a sí mismos, y que las emociones y sensaciones que aparecen durante la realización de estas actividades se traduzcan en colores, formas, líneas y movimientos.

Con la Arteterapia, se intenta sobre todo que determinados sentidos como el olfato, el oído, el gusto y el tacto se estimulen.

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE?

  • En aquellas personas que tienen dificultades en la expresión verbal, facilita la comunicación y las habilidades del lenguaje.
  • Aumenta la autoestima, los mayores se motivan y se comprometen en una participación activa expresando sus sentimientos. No solo se puede expresar un sentimiento de forma verbal, sino también, por ejemplo, a través de la pintura.
  • Las expresiones creativas y artísticas son auténticas, reflejan sensaciones del mundo interior de la persona en su forma más original y transparente.
  • Facilita la interacción social
  • Fomenta la estimulación de áreas cognitivas como la memoria, la creatividad y la imaginación.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad. Facilita el pensamiento del aquí y el ahora.
  • Da seguridad y disminuye la dependencia
  • Favorece la concentración, la autoestima y la autonomía

FASES EN UN TALLER DE ARTETERAPIA

En un taller de arteterapia, se puedan dar varias fases, en las que cada una tiene un objetivo terapéutico distinto:

– En un primer lugar, se explica la actividad. Se crean vínculos, y obliga a la persona a mostrar un interés por lo que está a punto de realizar. Se crea un ambiente de confianza y serenidad y se empieza a despertar la curiosidad.

– Después, la persona mayor entra en contacto con los materiales que utilizará. En esta fase se desarrolla el lado creativo y la imaginación. Se permite que experimenten, que sepan que aún hay mucho por aprender y por descubrir.

– Por último, una puesta en común del trabajo realizado permite expresar las emociones y mostrar lo que ha sentido al realizar la terapia. La persona sabe que es escuchada y respetada y que tiene un lugar de desarrollo personal.

 

Es preferible en la mayoría de las ocasiones que las actividades se realicen en grupo pues el aislamiento produce desesperanza y se comparte el proceso de envejecimiento. Un grupo da permanencia y sentido de la comunidad.

Las actividades artísticas forman parte del conocimiento innato de las personas en mayor o menor medida. Despertar esa parte del conocimiento es muy ventajoso, porque no tiene límite.

Beneficios de viajar en la tercera edad

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Aunque habitualmente asociamos a las personas mayores con un estilo de vida sedentario, muchas de ellas aprovechan la jubilación para ver el mundo que antaño no pudieron descubrir. Pero conocer nuevos lugares no es el único beneficio que viajar aporta a las personas mayores.

EN CONTACTO CON EL MUNDO EXTERIOR
Viajar permite interactuar con otros ambientes físicos, sociales y culturales que favorecen la actualización de las personas. Esto es un aporte a que las personas mayores mantengan su vinculación con el mundo exterior.

ADIÓS A LA DEPRESIÓN Y LA ANSIEDAD
Algunos estudios demuestran que viajar a través de programas especialmente diseñados para mayores reduce los síntomas depresivos y ansiosos, fortaleciendo la salud mental de la persona en cuestión.

BENEFICIOS DEL MAR
Si las personas se decantan por ciudades con mar, podrán disfrutar de los numerosos beneficios de este, como el alivio de la circulación y la mejora de enfermedades reumáticas.

AUMENTO DE LA ATENCIÓN
Además, viajar mantiene a nuestros mayores atentos, pues ir de un sitio a otro le mantiene alerta para no perderse ni un solo detalle de la experiencia. De esta forma se concentran en las actividades.

INCREMENTA LA PACIENCIA
Por otro lado, aumenta su paciencia. Viajar hace que queramos conocer hasta el último rincón del lugar en el que nos encontramos, pero esto implica que en ocasiones tengamos que esperar, por lo que la paciencia se vuelve una virtud más que necesaria en dichas ocasiones, pero verse rodeados de paisajes maravillosos ayuda a las personas mayores a aprender a esperar sin desesperarse.

MEJORA EL CARÁCTER
En la línea del último beneficio, también podemos decir que viajar mejora el carácter de las personas de la tercera edad. ¿Quién de nosotros no está todo el día de buen humor cuando disfrutamos de nuestras vacaciones? A las personas mayores el hecho de estar solos conociendo nuevos lugares les hace sentirse útiles y les da fuerzas para ser más independientes, mejorando su actitud ante la vida.

FOMENTA LA CREATIVIDAD
Las personas mayores sienten debilidad por los lugares en los que puedan apreciar el arte y la historia, lo que estimula su lado creativo, preparándoles además para desempeñar tareas que requieran de mucha atención.

SOCIABILIZACIÓN
Viajar les ofrece a las personas mayores la posibilidad de establecer contacto con otras culturas y personas, más allá de su círculo de amigos y familiares.

A pesar de los múltiples beneficios que viajar aporta a las personas mayores, desde ORPEA también queremos hacer una serie de recomendaciones a nuestros mayores antes de partir rumbo al horizonte. Tales como ponerse las vacunas recomendadas para el lugar que van a visitar, conocer toda la información necesaria sobre su destino, en caso de tener que coger un vuelo procurar que este no exceda las 6 horas, evitar llevar demasiados bártulos (bolsos, maletas, cámaras, etc) que reduzcan la movilidad, beber mucha agua y comer lo suficiente durante el viaje, cuidar la alimentación y llevar un botiquín con los medicamentos necesarios.

¿Conoces algún otro beneficio que viajar aporte a las personas de la tercera edad?

RESIDENCIA DE ANCIANOS EN CARABANCHEL

En verano seguimos haciendo ejercicio

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Durante el verano hay una tendencia generalizada a dejar de realizar ciertas actividades físicas. El aumento de horas de sol y la subida de temperaturas hacen que el sedentarismo coja fuerza frente al ejercicio. Un error muy común que hay que evitar durante los meses estivales.

En las residencias y centros de día ORPEA somos conscientes de la necesidad de promocionar el ejercicio físico entre nuestros mayores, sea cual sea la época del año. El envejecimiento activo es el objetivo que debe estar en nuestra mente y por eso, en verano, también hay que seguir realizando ejercicio y actividades varias para mantener el cuerpo en forma.

Nuestros fisioterapeutas, monitores y cuidadores promueven una serie de ejercicios en las residencias ORPEA que también se pueden realizar en casa o al aire libre. Solo hace falta sacar un rato cada día y adaptar nuestra rutina de actividades al verano.

Para ello es importante elegir la hora. Lo ideal es salir a la calle a primera hora o al atardecer, aprovechando que el sol tiene menos fuerza para dar un paseo y mantener el cuerpo activo.

Si el ejercicio lo realizamos en un espacio cerrado, como puede ser en casa o en el gimnasio, es importante tener buena climatización. Una temperatura ideal con la que mantenerse fresco durante el ejercicio sin abusar del aire acondicionado para evitar resfriados inoportunos.

Pero en general, con el calor propio del verano es aconsejable realizar ejercicios de menor intensidad. Caminar, realizar estiramientos o ejercicios ligeros con pelotas o gomas son ideales para mantenerse activo sin grandes esfuerzos.

Uno de los clásicos del verano son las actividades acuáticas. Las piscinas ofrecen una serie de actividades muy recomendables que, además, nos ayudan a refrescarnos y olvidar el calor.  En algunos de nuestros centros contamos con piscinas de interior y/o exterior donde se desarrollan este tipo de actividades. En otras ubicadas en zona de costa aprovechamos el mar para disfrutar también de las olas.

Pero lo más importante, sin duda, es saber adaptar el ejercicio a nuestro cuerpo. No exponerse a sobreesfuerzos, evitar una sudoración excesiva, parar cuando el cuerpo lo pida y, por supuesto, mantenerse hidratado en todo momento.

Seguro que siguiendo estas recomendaciones acabáis el verano en plena forma.