Category

Un día en ORPEA

ORPEA Ibérica adquiere Ecoplar e incorpora cinco nuevos centros a su red

By | Noticias, Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA Ibérica, empresa de referencia en la atención a las personas mayores y dependientes, continúa con su proceso de expansión en España. Este martes, 3 de julio,  ha adquirido el Grupo Ecoplar, integrando en su red de centros cinco nuevas residencias. Esta operación supone un paso más en el crecimiento de ORPEA en España, a través de su filial ORPEA Ibérica, que recientemente también inició su actividad en el sector de salud mental con la adquisición de la Clínica López Ibor.

La incorporación de Ecoplar refuerza la posición de ORPEA Ibérica en el ámbito sociosanitario. Para ORPEA, los centros de Grupo Ecoplar cuentan con unas instalaciones, una filosofía de trabajo y un estándar de calidad muy identificados con los que ofrece ORPEA, incorporando valores muy apreciados por la compañía para asegurar la excelencia en la atención que se ofrece a las personas que atiende.

 

Principal operador de la Comunidad de Madrid

Tres de las cinco residencias de Grupo Ecoplar se encuentran en la Comunidad de Madrid. Una en la localidad de Serranillos del Valle y las otras dos en la capital, en los barrios de Mirasierra y Aravaca. Con ellas, ORPEA suma 23 residencias en la región, lo que lo consolida como principal operador.

Los otros dos centros se encuentran en Granada y Santander, concretamente en el municipio de Maliaño. Con ellos, ORPEA refuerza su presencia en Andalucía, donde, además, próximamente tiene previsto proceder a la apertura de la residencia Puente Romano, en Marbella. Asimismo, con la incorporación del centro de Santander, ORPEA Ibérica inicia su actividad en Cantabria, donde hasta la fecha no estaba presente.

El Complejo Residencial Alday que formaba también parte de Grupo Ecoplar en Maliaño (Cantabria) y que cuenta con 232 apartamentos con Spa, centro deportivo y servicios hoteleros, ha quedado en manos de su presidente y fundador al haber adquirido al resto de accionistas la totalidad de las acciones de la sociedad titular.

 

 

ORPEA organiza un curso de cocina tradicional andaluza para sus profesionales de la región sur

By | Noticias, Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA organizó la pasada semana un curso de cocina tradicional andaluza en residencias de mayores dirigido al personal de cocina de la región sur.  Con esta acción formativa, que tuvo lugar en una escuela de cocina de Málaga, se pretende premiar a los mejores profesionales y permitirles adquirir nuevas competencias que podrán aplicar en sus respectivos centros.

Durante este curso, los asistentes aprendieron la relación entre nutrición y memoria en la población de mayor (sabores tradicionales, sabores de la infancia, sabores de siempre), especialmente en sectores poblacionales con alzhéimer, pudiendo diseñar pautas alimenticias saludables con características de sabor, color y olor para prevenir o atenuar síntomas.

Tras una rápida presentación de las características culinarias de Andalucía, y sus materias primas, elaboraron unos platos tipo regionales de varias provincias (ejemplos: alboronia, rabo de toro a la cordobesa, tortilla sacromonte,  caldereta rociera, porra antequerana, berza de acelgas…).

De este modo, ORPEA  ayuda a los cocineros a posicionarse como profesionales claves en nuestras residencias, destacar su papel terapéutico y crear valor de cara a nuestros residentes.

¿Qué es la atención centrada en la persona?

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

La Atención Centrada en la Persona (ACP) es la base del modelo de atención integral que ORPEA utiliza en sus residencias y centros de día, que convierte a la persona usuaria en el eje central de la intervención de los profesionales.

 

El modelo de ACP se basa en los principios éticos fundamentales, ya que cada usuario es un individuo único y diferente en los planos biológico, intelectual, afectivo y social. En este sentido, la coordinadora de Calidad de ORPEA Ibérica, Julia de Frutos Sánchez, destaca el principio de autonomía, “donde prima la capacidad del usuario de decidir y autogobernarse. Nuestra obligación como cuidadores es la de respetar su proyecto de vida, teniendo en cuenta sus valores, ideas y creencias”. Así, en las residencias ORPEA se valora la voluntad del mayor para elegir cómo quiere vivir y sus directivas anticipadas.

 

Para ORPEA, este modelo de atención implica un compromiso responsable desde la alta dirección hasta todas y cada una de las categorías profesionales. “La ética centra nuestras preocupaciones y marca el ritmo de nuestra organización, con el objetivo de atender y acompañar a aquellas personas que han decidido vivir en uno de nuestros centros, respetando en todo su momento su dignidad e individualidad y procurando su confort y autonomía”, asegura De Frutos. Por ello, el modelo de ACP viene acompañado de una política de escucha activa de los residentes y también de sus familiares.

 

Este principio de autonomía está directamente relacionado con el de la responsabilidad y profesionalidad de los trabajadores, “que deben ofrecer respuestas terapéuticas proporcionadas a las necesidades de los residentes. Los profesionales son parte activa del proyecto de vida de los usuarios, y participan en la búsqueda y puesta en marcha de medidas de cuidados alternativos eficaces y eficientes. Todo ello, facilita un ambiente de trabajo menos estresante y aumenta su satisfacción laboral, disminuyendo el  agotamiento emocional que provoca trabajar con personas muy dependientes”. Además, ORPEA pone en práctica una política participativa de formación continua de los trabajadores, “que nos permite fomentar un espíritu de equipo que se nutre de experiencias complementarias”, añade De Frutos.

 

Principales beneficios de la ACP:

  • Garantizar unos cuidados en un marco ético excepcional. Los profesionales prestan a cada usuario una atención individual y personalizada.
  • Respeto a los gustos y preferencias del residente.
  • La ACP mejora las alteraciones conductuales y se minimizan las conductas disruptivas.
  • Aflora la iniciativa y despierta lo que no está en uso.

 

Unidades de Vida

Las Unidades de Vida de ORPEA son un claro ejemplo del esfuerzo que realiza la compañía para ofrecer una atención integral centrada en la persona. Se trata de unidades terapéuticas, donde los residentes marcan su propio ritmo de vida y desarrollan su proyecto de vida.

 

La coordinadora de Calidad de ORPEA Ibérica explica que el equipo multidisciplinar del centro, tras una valoración geriátrica integral y la realización del PIAI (Programa Interdisciplinar de Atención Individual), decide si el usuario debe formar parte de una u otra unidad de vida. Decisión que, lógicamente, puede sufrir modificaciones en el tiempo teniendo en cuenta la evolución del mayor. “Los profesionales son trabajadores cualificados y especialmente formados, que conocen tanto la historia de vida como el proyecto de vida de los residentes, y que tienen una gran adhesión al proyecto terapéutico”, añade De Frutos. La implicación de la familia juega también un papel primordial en el desarrollo del proyecto.

 

Destacan, especialmente, las Unidades Protegidas para Personas con Alzheimer u otras demencias (UPAD), que cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias y un diseño arquitectónico que trata de crear un ambiente cálido, acogedor y familiar. “Las paredes son auténticos paseos multisensoriales, las zonas de descanso evocan recuerdos para poder trabajar las reminiscencias, los jardines y terrazas son terapéuticos, etc.”, subraya De Frutos.

 

ORPEA destaca la importancia de una adecuada hidratación de las personas mayores en la época estival

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Aunque el calor se ha hecho esperar, las altas temperaturas comienzan a dejarse sentir. Prevenir y mitigar los efectos negativos que el calor excesivo tiene sobre la salud de las personas mayores es uno de los objetivos de los profesionales de los centros de ORPEA durante el periodo estival.

Con la edad, la cantidad de agua corporal disminuye y, por tanto, el organismo se vuelve más susceptible a la deshidratación. A esto hay que sumar que las personas mayores experimentan menor sensación de sed, lo que incrementa la necesidad de una correcta ingesta de líquidos en épocas de calor intenso.

Por ello, la directora Asistencial de ORPEA, Victoria Pérez, subraya que una adecuada hidratación es fundamental. “Los profesionales de los centros ORPEA estimulan a las personas mayores para que mantengan una ingesta de líquidos continuada y suficiente, entre un litro y medio y dos litros al día, incluso aunque no tengan sed”, señala. En ocasiones, es necesario modificar la textura de los líquidos para que los mayores con problemas de disfagia (dificultad para tragar) puedan mantenerse hidratados.

Además, Pérez recuerda que algunos medicamentos que toman a diario las personas mayores modifican la sensación de sed e, incluso, la necesidad de tomar más o menos cantidad de líquidos.

 

Cómo hidratarse

La ingesta de líquidos se efectuará gradualmente a lo largo de todo el día, disminuyendo a última hora de la tarde para evitar la incontinencia nocturna. En este sentido, la directora Asistencial de Orpea recomienda que durante el desayuno, la comida, la merienda y la cena los mayores tomen un vaso de agua para favorecer la ingesta de sólidos, pero sin excederse para evitar saciarse.

Si bien el agua es el líquido más común, se puede alternar con otros que despierte a las personas mayores el apetito y las ganas de beber como leche, zumos, bebidas isotónicas, infusiones, caldos, sopas frías, gazpacho, etc. Las frutas y verduras de temporada también son un complemento excelente, sano y sabroso.

Respecto a las características del agua, ésta debe ser sin gas para prevenir flatulencias y no debe ser muy rica en minerales para evitar desequilibrios en el organismo.

Por todo lo expuesto, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) asegura que el agua debe entenderse como un nutriente esencial, sin valor calórico o energético, pues carece de macronutrientes (hidratos de carbono, grasas o proteínas). Sin embargo, aporta micronutrientes en forma de minerales: calcio, fósforo, magnesio, flúor y electrolitos (sodio, potasio y cloro).

 

Decálogo para prevenir la deshidratación

El Ministerio de Sanidad ha activado el Plan Nacional de Acciones Preventivas contra los Efectos del Exceso de Temperaturas “Disfruta este verano con salud”, que permanecerá activado hasta el próximo 15 de septiembre.

Para minimizar los daños que las personas mayores pueden sufrir, el Ministerio presenta un decálogo de recomendaciones generales:

  1. Beba agua o líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.
  2. No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.
  3. Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, hay que prestar especial atención a bebés y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardíacas.
  4. Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.
  5. Procure reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 h. a 17.00 h.).
  6. Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.
  7. Nunca deje a ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).
  8. Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.
  9. Mantenga sus medicinas en un lugar fresco, ya que el calor puede alterar su composición y sus efectos.
  10. Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.).

 

 

 

ORPEA Meco, primera residencia de mayores con escuela infantil incorporada, cumple 15 años

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA Meco, primera residencia de mayores con escuela infantil incorporada, cumple 15 años. Este proyecto, que comenzó en 2003 con el objetivo de dar respuesta a necesidades sociales del entorno, como el aumento del número de personas mayores dependientes y el crecimiento de la natalidad en este municipio que se había convertido en una ciudad dormitorio, se ha consolidado como una iniciativa intergeneracional pionera en nuestro país y que está consiguiendo estupendos resultados asistenciales, emocionales y psicológicos en los mayores y niños.

Las relaciones intergeneracionales favorecen el envejecimiento activo y constituyen un factor importante para la motivación y participación de las personas mayores en la sociedad. Asimismo, para los niños supone una oportunidad de adquirir nuevos conocimientos, el sentido del respeto y la responsabilidad social y, sobre todo, conlleva un cambio de percepción hacia las personas mayores que propicia una sociedad para todas las edades. Consciente de estos beneficios, ORPEA organiza actividades intergeneracionales de manera regular en sus centros, pero como apunta Sara Sanz, directora de ORPEA Meco “en ORPEA Meco, tenemos la suerte de que cada día es un encuentro intergeneracional”.

En este centro, donde niños de entre seis meses y tres años y adultos mayores de 70 comparten espacios comunes y actividades, se realizan a diario sesiones de terapia ocupacional, fisioterapia y animación y, al menos una vez a la semana, acciones intergeneracionales que forman parte de los programas de la residencia de mayores y de la escuela infantil.

“La actividad que se organiza resulta sencilla y adaptada a los mayores y a los niños, y siempre está guiada por nuestra terapeuta ocupacional que es quién realiza el seguimiento de los mayores y la evolución vinculada a esta actividad”, sostiene Sara Sanz.

Antes de la inclusión de la persona mayor en los programas y proyectos intergeneracionales, se realiza una valoración para constatar sus necesidades de tratamiento, si cumple con los requisitos y su disponibilidad, porque es una actividad voluntaria.

Según explica la terapeuta ocupacional del centro y encargada del programa intergeneracional, Eva del Toro, “se trata de un recurso limitado, en el que el factor humano y la relación es clave, por lo que  debe ser bien medido y utilizado. Cada participante debe conocer qué se espera de ellos y deben hacerlo de forma voluntaria”.

Del Toro asegura que “en todos estos años, se han beneficiado de las actividades intergeneracionales  residentes con distintas necesidades terapéuticas tanto a nivel cognitivo, afectivo emocional, físico funcional, problemas adaptativos etc.”.

Beneficios de la convivencia intergeneracional

La terapeuta ocupacional de ORPEA Meco argumenta que los beneficios de los programas intergeneracionales son variados, pero destaca la mayor  integración a los mayores en el entorno inmediato que les rodea, minimizando los efectos de la institucionalización. Asimismo, consiguen que los mayores se mantengan activos de una manera positiva y que,  en algún caso, se restablezcan roles perdidos por enfermedad o por la ruptura de su entorno familiar y social.

Por otra parte, considera que, gracias a que los programas y actividades tienen un componente motivador y estimulante, “podemos reforzar áreas de trabajo terapéuticos como la comunicación, funciones cognitivas, sensoriales, funcionales sin olvidarnos de componentes emocionales y relacionales”.

Con respecto a los niños, sostiene que lo programas intergeneracionales son beneficiosos porque refuerzan áreas de aprendizaje,  adquieren nuevos conocimientos, aumentan la autoestima y socialización y fomentan valores como la solidaridad.

 

Curso de terapias acuáticas en ORPEA Sant Cugat

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

Como parte del plan de formación de los profesionales de ORPEA, a finales de mayo se organizó en el centro de Sant Cugat un curso de terapias acuáticas dirigido a profesionales que puede actuar en esta clase de terapias: terapeuta ocupacional, psicólogo, animador, TASOC, fisioterapeuta de cualquier centro que cuente con piscinas, o no.

La finalidad, ahora que está llegando el verano, era capacitar a los profesionales para que realicen estas clases de terapias no sólo en nuestras propias instalaciones, sino también en instalaciones deportivas cercanas o inclusive en el mar cada vez que se puede, organizando salidas siempre muy bien valoradas por nuestros residentes.

Los objetivos de este tipo de cursos son los siguientes:

  • Comprender las propiedades del agua y sus efectos sobre el cuerpo, tanto físico como psíquico.
  • Valorar posibles tratamientos acuáticos.
  • Elaborar tratamientos específicos para cada usuario o para grupos específicos.

Para conseguir estos objetivos, se trataron los siguientes contenidos:

  1. Introducción al mundo acuático.
  2. Propiedades del agua y efectos fisiológicos de la inmersión.
  3. Indicaciones y contraindicaciones del tratamiento del agua.
  4. Terapia acuática en grupos específicos de geriatría, traumatología, reumatología y neurología.
  5. Propuesta de ejercicios (técnicas de relajación pasiva, técnicas específicas de movilización, técnicas globales).

A este curso acudieron profesionales de éste y otros centros ORPEA. No obstante, la semana pasada se realizó otra formación de las mismas características a dirigida a los profesionales de otros centros en Madrid, Cartagena, A Coruña, Lugo, León y Valladolid.

 

 

ORPEA implicado en la difusión de la labor de los trabajadores sociales en la práctica sociosanitaria

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA patrocina la 3ª jornada sobre Trabajo Social Sanitario “Conocimiento, práctica y valores. El trabajo Social en la atención sociosanitaria”, que organiza  el Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia de Comillas ICAI-ICADE, en colaboración con el Colegio Oficial de Trabajo Social de Madrid, este miércoles 13 de junio. El encuentro profesional, que tendrá lugar en la Sala de Conferencias de esta universidad en Cantoblanco, tiene como objetivo reflexionar sobre los valores y la intervención con modelos teóricos que se usan en el trabajo del día a día y como se concreta dicha relación en las prácticas profesionales.

La colaboración entre ORPEA y la universidad va creciendo cada año. “El objetivo de nuestro patrocinio es colaborar desde el ámbito universitario en la difusión y conocimiento de la importancia que tiene el trabajo social como eje trasmisor de valores humanistas en la práctica sociosanitaria. Para ello se presentarán proyectos que hoy en día se vienen realizando desde todos los ámbitos de actuación para dotar de calidad y calidez a la atención a los residentes”, asegura el director de Marketing de ORPEA, Ricardo Buchó.

En la jornada, el psicólogo y ORPEA Logroño, Óscar Layana, hablará sobre la calidad y calidez en el ámbito sociosanitario desde el punto de vista de los centros sociosanitarios, hospitales y asociaciones de pacientes para ver en qué situaciones nos encontramos y hacia donde nos dirigimos.

Descargar programa aquí

 

El segundo curso de la Cátedra ORPEA 2018 en Paciente Anciano centra la mirada en cómo revertir la fragilidad

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

La fragilidad es un síndrome relacionado con el envejecimiento que preocupa a los profesionales sanitarios y sociosanitarios porque está relacionada con mayor mortalidad y discapacidad de las personas que la padecen. Por suerte, es reversible gracias al ejercicio físico y la suplementación nutricional. Así se puso de manifiesto en el segundo curso de la edición 2018 de la Cátedra ORPEA en Paciente Anciano, titulado “Ejercicio físico y nutrición hiperproteica: una sinergia ganadora en el anciano frágil”, que tuvo lugar el miércoles, 6 de junio, en el Hospital Universitario HM Montepíncipe.

Esta charla se enmarca dentro del programa de formación que ORPEA pone a disposición de su equipo médico y sanitario. La calidad en la atención es uno de los pilares sobre el que se asientan los valores del grupo residencial. Y, para ello, es de vital importancia la formación de su personal. Es por eso que desde ORPEA se apuesta por una promoción constantes de formación interna. Algo que se consigue a través de cursos, ponencias y útiles herramientas puestas al alcance del personal de todos los centros del grupo.

La directora Sanitaria de ORPEA, Victoria Pérez, y la médica adjunta del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario HM Montepríncipe, María José Tejada, fueron las encargadas de inaugurar la jornada.

A continuación, Javier Martínez Peromingo, coordinador Sociosanitario de Hospitales Públicos de Madrid Quirónsalud y médico geriatra del Hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, destacó en su ponencia “Valorar para poder prescribir la sinergia ganadora en el anciano frágil en el ámbito residencial” que la valoración de la fragilidad y el estado nutricional del mayor deben formar parte de la valoración geriátrica integral. También insistió en que “la capacidad funcional es un instrumento fundamental a la hora de valorar la fragilidad y las complicaciones adversas que ésta puede conllevar”. Y explicó métodos sencillos para realizar esta evaluación. “Se deben usar herramientas validadas, adaptadas a nuestro medio y que pueda ser llevada a la práctica”, aseguró.

Por otra parte, el doctor Martínez Peromingo y Álvaro Recio Montoro, fisioterapeuta del hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, reflexionaron sobre “La prescripción de la sinergia ganadora (ejercicio y suplementación nutricional)”. El geriatra puntualizó que combinar suplementos con ejercicio físico refuerza los efectos que tienen cada una de las intervenciones de manera independiente sobre la masa muscular, la fuerza, el balance y la velocidad en las personas mayores de 65 años. Además, “si la ingesta de proteínas se realiza justo después del ejercicio físico tiene un efecto óptimo en los músculos”, subrayó.

En lo que respecta actividad física, Martínez Peromingo afirmó que los médicos deberían prescribir ejercicio físico como si de un medicamento se tratara, porque la actividad está relacionada directamente con el índice de fragilidad. En este sentido, Álvaro Recio hizo recomendaciones para construir un plan de ejercicio físico eficaz con distintos tipos de entrenamiento, en función de la capacidad funcional de la persona mayor.

 

Pie de foto Álvaro Recio, Victoria Pérez, María José Tejeda y Javier Martínez Peromingo

 

 

ORPEA colabora con ABG en una jornada que ponen en valor el papel del trabajo social en el abordaje de las demencias

By | Un día en ORPEA | No hay comentarios

ORPEA ha colaborado con la Asociación Benéfica Geriátrica (ABG) en la organización de la jornada “Demencias en personas mayores: un desafío desde el trabajo social”, celebrada hace unos días en el Imserso en Madrid. En este encuentro, dirigido a profesionales del sector de los servicios sociales, expertos del ámbito de la geriatría y del trabajo social trazaron, desde diferentes ángulos, una hoja de ruta sobre cómo tratar esta enfermedad, que afecta ya a uno de cada cuatro españoles. Asimismo, se puso en valor el abordaje que se realiza desde el trabajo social.