CONSEJOS PARA HACER FRENTE AL FRÍO

11 enero, 2018Un día en ORPEA
Frío Residencias ORPEA

El invierno es algo que no podemos tomarnos a la ligera. Las personas de edad avanzada, con bajas defensas o con una salud comprometida, pueden sufrir las consecuencias de no tomar medidas contra el frío.

Las personas mayores, especialmente a partir de los 75 años, son más vulnerables a los cambios bruscos de temperatura, ya que el organismo en estas edades pierde calor con mucha facilidad y más difícil es aún generarlo.
Ciertas enfermedades, como las relacionadas con la circulación sanguínea o el aparato respiratorio, se ven afectadas en gran medida con el frío. En estos casos, los vasos sanguíneos tienden a oprimirse y ralentizar la circulación de la sangre, por lo que aumenta la probabilidad de sufrir un infarto o ictus.

Sin embargo, uno de los problemas más serios que provocan las bajas temperaturas y que tiene consecuencias muy graves es la hipotermia. Los síntomas más significativos son la piel fría y la lentitud en los movimientos más acusada de lo habitual.

CONSEJOS PARA HACER FRENTE A LAS BAJAS TEMPERATURAS

  • Realizar una dieta adecuada que permita una producción un poco más alta de lo habitual en calorías. Se puede aumentar la ingesta de carbohidratos (arroz, pasta, legumbres…) y las proteínas (carnes o pescados). También es muy recomendable beber suficiente líquido (infusiones, zumos con vitamina C…). Tomarse la obligación de beber, aunque no se tenga sed es esencial en esta época del año.
  • Es imprescindible utilizar un calzado adecuado en el exterior. Evitar las caídas es uno de los objetivos más importantes para las personas mayores. Aun así, es importante mantenerse activos en cualquier época del año, pero con el frío, es recomendable hacerlo en horas de luz.
  • Es vital prestar atención a la ropa, ir bien abrigados y cómodos es esencial en el momento de salir al exterior. Intentar que se puedan quitar con facilidad en lugares donde la temperatura sea más elevada y utilizar bufandas, gorros y guantes en la medida de lo posible para proteger también estas partes del cuerpo no menos importantes.

¿Qué medidas utilizas tu para hacer frente a las bajas temperaturas?

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario