Mensajes a residentes

Juegos de mesa para entrenar la mente en las personas mayores

20 julio, 2021Un día en ORPEA
Juegos de mesa para entrenar la mente en las personas mayores

Entrenar la mente es un gesto muy interesante a cualquier edad, y los juegos de mesa una herramienta divertida con la que conseguir este objetivo. En las personas mayores ejercitar el cerebro favorece la atención y la concentración y ayuda a trabajar la memoria. Además, cuando se hace a través de juegos, las personas se benefician del aspecto lúdico y social que implica esta actividad, lo que repercute de manera positiva en su calidad de vida.

Por todas estas ventajas, los profesionales que atienden y cuidan a personas mayores suelen utilizar los juegos de mesa en sus intervenciones. “El parchís, la oca, las cartas, el dominó, el ajedrez… son juegos tradicionales que posibilitan la estimulación cognitiva de una forma sencilla y atractiva para las personas mayores, al tiempo que se trabaja la integración y relaciones sociales. Así que en las residencias ORPEA se emplean como terapia, además de como punto de encuentro entre amigos”, expone la directora Sanitaria de ORPEA, Victoria Pérez.

Beneficios de los juegos de mesa

Los beneficios de los juegos de mesa para las personas mayores son de distintos tipos, según indica la doctora Victoria Pérez:

Cognitivos. La incorporación de los juegos de mesa a las rutinas de las personas mayores en las residencias tiene un componente terapéutico muy importante porque estimulan capacidades cognitivas como la atención, la concentración o la memoria. Jugar a este tipo de juegos requiere memorizar unas reglas, prestar atención a los movimientos de sus oponentes o compañeros y establecer estrategias que le permitan ganar. Y, para poner en marcha estos mecanismos, se necesita concentración. Estas acciones favorecen la plasticidad del cerebro y pueden ser un factor acuciante en la prevención del deterioro cognitivo.

Comunicativos: Cuando se juega en equipo es preciso una buena comunicación con el resto de compañeros. Para llegar a acuerdos sobre qué estrategia seguir en cada momento, hay que pensar cómo proceder, expresar el pensamiento, comparar la opinión del compañero con la propia y determinar cuál sería más fructífera. El razonamiento y la lógica, así como el mecanismo propio de la comunicación obligan a ejercitar el cerebro.

Sociales: Las reuniones en torno a un juego de mesa favorecen las relaciones interpersonales de los residentes con el resto de personas mayores. Sin duda, permiten la integración y socialización y previenen o evitan la soledad. Además, la participación de actividades comunes mejoran la autoestima. El ser humano es un ser social que necesita formar parte del grupo para conseguir mayor bienestar y fortaleza física y mental. Además, las evidencias científicas apuntan a que la socialización es uno de los factores más beneficiosos para la estimulación del cerebro.

Afectivos: También participar en las partidas de juegos de mesa fortalece los vínculos afectivos con el resto de jugadores. Se trata de un ejercicio donde se comparten aficiones, tiempo y experiencias. Es la mejor excusa para disfrutar con los amigos. Y esto afianza la seguridad de cada persona y refuerza los lazos interpersonales.

Dejar un comentario

Solicitar información
close slider

    SOLICITAR INFORMACIÓN DE RESIDENCIA