La residencia Orpea de Valencia, centro libre de sujeciones

5 mayo, 2017Noticias
Centro de día y residencia de ancianos en Valencia ORPEA

ORPEA Ibérica sigue avanzando en la reducción de las sujeciones en sus residentes y los últimos datos publicados reflejan cómo los centros del grupo están muy por debajo de la media del sector. Uno de los casos de éxito está en la Comunidad Valenciana, región con gran interés estratégico para el grupo.

La residencia de OREPA en Valencia capital, consiguió cerrar el año 2016 con el objetivo cumplido, puesto que su índice de sujeciones desde agosto del año pasado se ha mantenido en el 0,00%. Un objetivo cumplido después de comenzar 2016 con un índice del 1%. Estos datos dejan en gran lugar a ORPEA Ibérica respecto de su competencia, puesto que el índice de sujeciones que tiene el sector en la actualidad es de un 12,57%.

Unos números que reflejan el éxito de las prácticas asistenciales que son llevadas a cabo por las residencias del grupo. “Desde ORPEA, las sujeciones son consideradas como elementos de riesgo. No solo pueden suponer una lesión física severa, también afectan negativamente a la conducta de los residentes y tiene consecuencias psicológicas”, asegura Victoria Pérez, directora asistencial de ORPEA Ibérica.

Todos estos centros pueden presumir de una magnífica formación sobre su equipo médico y asistencial, que velan por la seguridad de sus residentes teniendo en mente el objetivo de cero sujeciones. Victoria Pérez asegura que “la retirada de sujeciones empieza con la concienciación del personal y por eso, periódicamente, se imparten  cursos de formación con las que se dan las claves de trabajo y se recuerda a los trabajadores la filosofía a seguir”.

 Importantes beneficios

En el caso de las sujeciones, suprimir  esta técnica  es un objetivo con el que ORPEA Ibérica está cien por cien comprometido. “Tener a un residente sin sujeciones solo aporta beneficios. Por concretar alguno, podemos hablar de mejoras en movilidad, coordinación y equilibrio. Además, disminuyen las úlceras por presión, mejora el tránsito intestinal y por tanto su nutrición, y psicológicamente, en el caso de personas con mayor deterioro cognitivo, permite que estos  residentes se sientan  más libres dentro de un espacio protegido”, explica la directora asistencial del grupo.

Con estos datos en la mano, el objetivo de ORPEA Ibérica será seguir incrementando el número de Centros libres de sujeciones. Un proceso que atiende a estudios pormenorizados de cada residente, tal como explica Victoria Pérez: “Toda sujeción que se ha retirado, ha venido precedida de una valoración individual de carácter interdisciplinar de cada residente. Así, absolutamente todos los profesionales han contribuido presentado sus informes y comunicando las consecuencias negativas del mantenimiento de las sujeciones que en su día fueron colocadas”.

Solo así es posible la retirada de sujeciones sobre los residentes. Una tendencia en continua progresión que busca la mejora física y psicológica de aquellas personas sobre las que aplican.

 

 

 

 

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario