LA RESIDENCIA DE ORPEA ZARAGOZA, CENTRO LIBRE DE SUJECIONES

7 septiembre, 2017Noticias

ORPEA Ibérica sigue aumentando su lista de residencias libres de sujeciones y el centro de Zaragoza alcanzó ya en junio el índice de 0,00%. La política asistencial del grupo sigue dando sus frutos y el objetivo sigue siendo el de eliminar el total de sujeciones a finales de año en los centros de reciente adquisición.

 

Los últimos datos de sujeciones entre los centros de ORPEA Ibércia siguen reflejando el éxito de su política asistencial en este campo. Así, en el mes de agosto de 2017, la residencia del grupo en Zaragoza se unió a los centros que ya se consideran libres de sujeciones. Un total de 19 residencias repartidas entre las Comunidades de Madrid, Aragón, Castilla La Mancha, Castilla y León, Catalunya, Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.

ORPEA Zaragoza representa el buen hacer del grupo en las residencias adquiridas recientemente. Y es que el centro aragonés entró a formar parte de las residencias del grupo a finales del 2016. Desde entonces los niveles de sujeciones no han hecho más que descender, desde el 15% de enero de 2017 hasta el 0,00% del mes de agosto, cuando se ha conseguido el objetivo de centro libre de sujeciones. Y es que la política de ORPEA apuesta firmemente por la eliminación de las sujeciones en sus centros, una medida en beneficio de sus residentes tanto a nivel físico como psicológico.

Desde la dirección de ORPEA, las sujeciones siempre se han considerado como elementos de riesgo para los residentes. Es por ello que el objetivo del grupo a corto plazo es convertir todos sus centros en residencias libres de sujeciones. Una labor que tiene su punto de partida en la formación del equipo médico, que tiene constantes cursos de formación a su alcance para conocer las claves del trabajo e interiorizar la forma de actuar.

Es así como todos los centros del grupo, en especial los adquiridos más recientemente, están experimentando un rápido descenso en el índice de sujeciones, con un amplio abanico de residencias cercanas a conseguir el objetivo del 0,00%. Un éxito asistencial de ORPEA del que se benefician sus residentes, que al verse liberados de sujeciones mejoran sustancialmente su nivel de bienestar. Puesto que la retirada de sujeciones otorga al residente una mayor independencia que le aporta beneficios físicos y de conducta.

Importantes beneficios

En el caso de las sujeciones, suprimir  esta técnica  es un objetivo con el que ORPEA Ibérica está cien por cien comprometido. “Tener a un residente sin sujeciones solo aporta beneficios. Por concretar alguno, podemos hablar de mejoras en movilidad, coordinación y equilibrio. Además, disminuyen las úlceras por presión, mejora el tránsito intestinal y por tanto su nutrición, y psicológicamente, en el caso de personas con mayor deterioro cognitivo, permite que estos  residentes se sientan  más libres dentro de un espacio protegido”, explica la directora asistencial del grupo, Victoria Pérez.

Con estos datos en la mano, el objetivo de ORPEA Ibérica será seguir incrementando el número de Centros libres de sujeciones. Un proceso que atiende a estudios pormenorizados de cada residente, tal como explica Victoria Pérez: “Toda sujeción que se ha retirado, ha venido precedida de una valoración individual de carácter interdisciplinar de cada residente. Así, absolutamente todos los profesionales han contribuido presentado sus informes y comunicando las consecuencias negativas del mantenimiento de las sujeciones que en su día fueron colocadas”.

Solo así es posible la retirada de sujeciones sobre los residentes. Una tendencia en continua progresión que busca la mejora física y psicológica de todas las  personas que aún tienen algún tipo de sujeción.

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario