Recetas tradicionales para mejorar la calidad de vida de las personas mayores con demencia

26 marzo, 2019Un día en ORPEA

La alimentación de las personas mayores es fundamental para su bienestar. En ORPEA son conscientes de ello, por eso, en sus residencias, cuentan con cocina propia y cocineros especialistas en la elaboración de dietas que se adecuan a las necesidades nutricionales de los residentes, pero también a sus gustos y preferencias, porque uno de los objetivos es que comer continúe siendo un placer para los sentidos. De hecho, estos especialistas consideran que seguir las recomendaciones dietéticas ha de ir asociado a la elaboración de platos que se puedan disfrutar tanto por su sabor como por su aroma, textura y presentación.

Estos equipos profesionales saben que los platos que preparan pueden evocar recuerdos del pasado y pueden servir como terapia de reminiscencia en residentes con algún tipo demencia o deterioro cognitivo. De hecho, el II estudio: Los recuerdos de los mayores, que ORPEA realizó con motivo del Día Mundial del Alzhéimer, puso de manifiesto que los sabores de la infancia forman parte de los recuerdos más agradables de los mayores.

Existe una estrecha relación entre nutrición y memoria en la población mayor (sabores tradicionales, sabores de la infancia, sabores de siempre), especialmente en personas con algún tipo de demencia, como el alzhéimer.

Para ayudar a mejorar la calidad de vida de los residentes de ORPEA con algún tipo de demencia, los cocineros del grupo residencial han participado en el curso Cocina tradicional del Norte y reminiscencia en residencias para personas mayores, en el que han podido aprender a diseñar pautas alimenticias saludables con características de sabor, color y aroma para prevenir o atenuar síntomas geriátricos.

Con este curso los cocineros adquirieren nuevas competencias y ponen en valor el papel terapeútico de la alimentación y la cocina en el cuidado de las personas mayores, lo que sin duda es valorado muy positivamente tanto por lo propios residentes como por sus familiares. 

En este curso y tras una rápida presentación de las características culinarias de la región norte y sus materias primas, se elaboraron platos de varias provincias de Aragón, Galicia, La Rioja, Castilla y León y Cantabria como fueron el caldo gallego, empanada gallega de ternera, pisto castellano, albóndigas a la castellana, bacalao al ajo arriero, cordero o pollo al chilindrón, bonito con tomate a la riojana o caldereta de cordero, entre otros.

 

 

 

Dejar un comentario