¿Qué beneficios tiene el running en la tercera edad para que cada vez tenga más adeptos?

13 marzo, 2017Noticias

Aunque según nos hacemos mayores comenzamos a notar el deterioro de nuestras articulaciones y a sentir que cada vez tenemos menos energía, hacer ejercicio, como por ejemplo correr, es beneficioso para nuestra salud, y nos ayudará en nuestro camino a la vejez. Pensar que el running es una actividad que solo se puede practicar cuando se es joven es un error de lo más frecuente. Cada vez son más los adultos mayores que eligen el running como actividad física porque este les hace sentir bien.

¿Qué beneficios tiene el running en la tercera edad para que cada vez tenga más adeptos?

En primer lugar, aumenta la sensación de bienestar. Además, nos ayuda a mantener un peso corporal adecuado, rebajando la proporción de grasa corporal, ayudándonos a controlar el nivel de lípidos y azúcares en sangre, y reduciendo el riesgo de desarrollar algunas patologías como alteraciones cardiacas, diabetes e hipertensión.

También nos ayuda a mejorar nuestra salud psicológica en general, fortaleciendo nuestra autoestima, mejorando la imagen que tenemos de nuestro cuerpo, disminuyendo el riesgo de padecer depresión y favoreciendo la liberación de endorfinas, sustancias directamente involucradas en el bienestar emocional y la felicidad.

Pero el principal beneficio que aporta a las personas mayores es que reduce y retrasa el deterioro cognitivo, ya que estimula la neuroregeneración.

No obstante, las personas mayores deben de tener una serie de consideraciones previamente a lanzarse a realizar este ejercicio:

Acudir a nuestro médico de cabecera y explicarle que queremos comenzar a realizar running. Este nos hará un examen físico general, evaluará nuestra salud y nos explicará si tenemos alguna limtación para realizarlo o si debemos tener en cuenta alguna consideración. Además, deberemos realizarnos evaluaciones posteriores con ese mismo médico.

Sigue una guía básica para conocer por dónde debes comenzar.

Asegúrate de contar con la indumentaria deportiva adecuada para realizar esta actividad. Debemos prestar especial atención al calzado, y dejarnos asesorar por profesionales.

Es importante contar con orientación nutricional. Lo mejor es que acudas a un nutricionista que pueda realizarte una evaluación completa y te indique el plan nutricional que debes seguir, y que será el más apropiado teniendo en cuenta la actividad física que vas a desarrollar.

La hidratación es fundamental cuando hacemos deporte, y es fundamental saber cómo debemos hidratarnos tanto antes, durante y después del ejercicio.

Como ves el running es una práctica cada vez más frecuente en la tercera edad debido a los múltiples beneficios que supone para la salud, pero no debemos olvidar tener en cuenta una serie de consideraciones antes de practicarlo.

Compártenos:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Dejar un comentario