Salas multisensoriales Snoezelen para personas mayores y con alzhéimer

3 octubre, 2019Un día en ORPEA
Sala de multisensorial Snowzelen

Las salas multisensoriales Snoezelen son espacios interactivos diseñados para estimular los sentidos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de personas con discapacidad y personas mayores con deterioro cognitivo severo o demencia, que tienen afectadas las capacidades motoras y neurológicas.

Los sentidos nos permiten comunicarnos e interactuar con nuestro entorno. De esta manera, a través de luces, aromas, música o sonidos y texturas, las salas multisensoriales Snoezelen recrean una atmósfera que proporciona experiencias agradables que fomentan el bienestar emocional y estimulan las capacidades, tanto físicas como cognitivas de las personas.

En los centros ORPEA, las salas multisensoriales Snoezelen son un valioso recurso, “que permiten a los terapeutas crear ambientes relajados y agradables, accesibles física y cognitivamente, que estimulan los sentidos y facilita la interacción de las personas mayores con su entorno, con sus familiares, con otros residentes e incluso con los cuidadores”, destaca la directora Sanitaria de ORPEA, Victoria Pérez. Más concretamente, las personas mayores pueden trabajar la memoria, la comunicación e incluso la coordinación psicomotriz.

Cada vez son más los centros residenciales que cuentan son salas multisensoriales Snoezelen, porque ayudan a los profesionales a alcanzar sus objetivos terapéuticos y a mejora la adherencia a los tratamientos.

 

Beneficios de las salas multisensoriales Snoezelen para personas con alzhéimer

La estimulación sensorial resulta especialmente beneficiosa en personas con alzhéimer o deterioro cognitivo severo, que tienen dificultades para controlar sus habilidades psicomotrices. Este tipo de demencia altera las capacidades cognitivas, conductuales y emocionales y las salas multisensoriales Snoezelen permiten abordar estos aspectos y estimularlos.

Cuando el alzhéimer se encuentra en una fase avanzada, resulta difícil para la persona comprender su entorno y comunicarse. Por ello, estímulos tan básicos como un aroma y una canción que evoquen recuerdos o una luz en movimiento que despierte su curiosidad suponen un gran avance; sobre todo, porque también invitan al usuario a escoger qué elemento de su entorno hace que se sienta mejor o más cómodo, lo que aporta una información de valor incalculable a sus cuidadores.

“La posibilidad de elección mejora la autoestima y el autocontrol de los residentes, lo que reduce el estrés y mejora su estado de ánimo. Por tanto, las salas multisensorial Snoezelen ayudan a personas con alzhéimer a mantener el contacto con su entorno y, sobre todo, a que su cerebro continúe siendo receptivo a los estímulos», subraya la doctora Pérez.

 

5 Elementos que ofrecen las salas multisensoriales Snoezelen

Partiendo de los cinco sentidos, las salas multisensoriales Snoezelen ofrecen a los profesionales diferentes elementos que facilitan la consecución de sus objetivos terapéuticos:
• Vista: fibra óptica, tubos de burbujas que cambian de color, discos de efectos que se proyectan.
• Tacto: paneles de texturas, cajas con distintos productos de diferentes tamaños, formas y texturas.
• Olfato: difusor de aromas.
• Gusto: mordedores y masticadores.
• Oído: paneles musicales, instrumentos, música ambiental, cama de agua con vibración al compás de la música.

“El terapeuta realizará una evaluación continua de los residentes y adaptará los distintos elementos disponibles para estimular sus capacidades, en función de los objetivos terapéuticos que el equipo de profesionales se ha propuesto alcanzar”, concluye la directora Sanitaria de ORPEA.

Dejar un comentario

Orpea empleo Girona y Castellón

Contactar
close slider
CONTACTA CON ORPEA