Solicita información
He leído y acepto las condiciones de uso.

Psicogeriatría

Solicita información
He leído y acepto las condiciones de uso.

Servicio de psicogeriatría

¿En qué cosiste la psicogeriatría?

La psicogeriatría es una rama especializada de la medicina que se enfoca en la evaluación, diagnóstico, tratamiento y cuidado de los problemas de salud mental que afectan a las personas mayores, especialmente aquellas que están en la etapa de envejecimiento avanzado. Esta disciplina combina la psiquiatría, que se ocupa de los trastornos mentales, con la geriatría, que se enfoca en los aspectos médicos y de salud relacionados con el envejecimiento.

Descubre todos los centros ORPEA que cuentan con el servicio de psicogeriatría:

Atención a la psicogeriatría en los centros ORPEA

En las residencias  y centros de día ORPEA se realiza una atención a psicogeriatría en todos nuestros centros a través de un enfoque integral y multidisciplinario, que involucra a diversos profesionales de la salud mental y la atención médica. Aquí se describen los aspectos clave de cómo se atiende la psicogeriatría:

  1. Evaluación exhaustiva: La atención en psicogeriatría comienza con una evaluación exhaustiva de la salud mental y cognitiva del paciente. Esto puede incluir entrevistas clínicas, pruebas de memoria y cognición, así como la recopilación de información sobre la historia médica y psicológica del paciente. El objetivo es comprender los síntomas, las necesidades y los desafíos específicos del paciente.
  2. Diagnóstico preciso: En función de la evaluación inicial, los profesionales de psicogeriatría trabajan para realizar un diagnóstico preciso. Esto puede implicar la identificación de trastornos cognitivos, depresión, ansiedad u otros problemas de salud mental que pueden afectar a la persona mayor.
  3. Plan de tratamiento personalizado: Una vez que se ha realizado el diagnóstico, se crea un plan de tratamiento personalizado. Este plan puede incluir una variedad de intervenciones, como terapia individual, terapia grupal, terapias cognitivas, intervenciones farmacológicas cuando sean necesarias y enfoques no farmacológicos para la gestión de síntomas.
  4. Terapia psicológica: La terapia psicológica es un componente clave de la atención en psicogeriatría. Puede ayudar a los pacientes a abordar sus preocupaciones emocionales, desarrollar estrategias de afrontamiento y mejorar la calidad de vida. Terapias como la terapia cognitivo-conductual y la terapia de reminiscencia son comunes en la atención psicogeriatra.
  5. Terapia ocupacional y fisioterapia: En algunos casos, los profesionales de psicogeriatría pueden trabajar en colaboración con terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas para abordar problemas de movilidad, independencia y actividades diarias.
  6. Apoyo a las familias: La atención en psicogeriatría no solo se centra en el paciente, sino que también brinda apoyo a las familias y cuidadores. La educación y la orientación son esenciales para ayudar a las familias a comprender y manejar los desafíos que pueden surgir al cuidar a una persona mayor con problemas de salud mental.
  7. Seguimiento y ajuste del tratamiento: La atención en psicogeriatría implica un seguimiento regular para evaluar el progreso y ajustar el tratamiento según sea necesario. Los planes de tratamiento pueden modificarse para adaptarse a los cambios en las necesidades y la condición del paciente.

Especializados en su bienestar

Líder en el cuidado de mayores

La atención y los cuidados especializados que necesitan, para su tranquilidad, seguridad, y la de sus familiares.

Trastornos psicogeriátricos más comunes

El envejecimiento está asociado con una serie de cambios físicos, cognitivos y emocionales, y la psicogeriatría se centra en entender y abordar cómo estos cambios pueden afectar la salud mental y el bienestar de los individuos mayores.

Algunos de los trastornos y desafíos más comunes que se abordan en la psicogeriatría incluyen:

  1. Demencia: La demencia es un término general para describir la pérdida progresiva de funciones cognitivas, como la memoria, la capacidad de razonamiento y el juicio. La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia, pero también hay otros tipos, como la demencia vascular y la demencia por cuerpos de Lewy.
  2. Depresión y ansiedad: Los trastornos del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, son comunes entre las personas mayores y pueden afectar significativamente su calidad de vida. La psicogeriatría trabaja en el diagnóstico y tratamiento de estos trastornos.
  3. Trastornos del sueño: Los problemas de sueño son frecuentes en los adultos mayores y pueden tener un impacto negativo en su bienestar general y en su salud mental.
  4. Trastornos delirantes y alucinaciones: Algunas personas mayores pueden experimentar síntomas psicóticos, como delirios (creencias falsas) y alucinaciones (percepciones falsas).
  5. Problemas de adaptación y duelos: El envejecimiento puede llevar a cambios significativos en la vida, como la pérdida de seres queridos, la jubilación y otros cambios que pueden afectar el estado emocional y psicológico de las personas mayores.

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Contacta con nosotros sin compromiso y no dudes en concertar una cita para poder conocer de primera mano las instalaciones y al personal en cualquiera de nuestros centros.