Qué es la insuficiencia renal y cómo llevarla y tratarla en ancianos

19/06/2023Patologías en personas mayores

La insuficiencia renal en ancianos es un problema de salud grave que puede afectar considerablemente la calidad de vida de las personas mayores. 

Es por ello por lo que, en este artículo, vamos a explorar qué es la insuficiencia renal en ancianos, especialmente, sus tipos, etapas y cómo tratarla, siempre enfocándonos en la población de la tercera edad.

Qué es la insuficiencia renal

La insuficiencia renal, también conocida como enfermedad renal, se produce cuando los riñones pierden su capacidad para filtrar desechos y exceso de líquidos del cuerpo de manera efectiva. 

Cuando esto ocurre, los desechos pueden acumularse en el cuerpo, lo que puede provocar una serie de problemas de salud. Esto se debe a que los riñones desempeñan un papel vital en la eliminación de toxinas y el equilibrio de los niveles de agua y sustancias químicas en el cuerpo.

Tipos de insuficiencia renal

Hay dos tipos principales de insuficiencia renal: crónica y aguda. Ambos tipos pueden afectar a las personas de todas las edades, pero son particularmente comunes en los ancianos debido a la disminución de la función renal que a menudo ocurre con la edad.

Insuficiencia renal crónica en ancianos

La insuficiencia renal crónica se produce cuando la pérdida de la función renal ocurre gradualmente, a lo largo de meses o años. Este tipo de insuficiencia renal en ancianos puede ser el resultado de condiciones de salud crónicas, como la diabetes y la hipertensión.

Insuficiencia renal aguda en el anciano

Por otro lado, la insuficiencia renal aguda es una condición que se desarrolla rápidamente, generalmente en cuestión de días o semanas. Puede ocurrir debido a una lesión, enfermedad grave, pérdida de sangre o uso de ciertos medicamentos.

Etapas o estadios de la insuficiencia renal en ancianos y en cualquier persona

La insuficiencia renal se clasifica en cinco etapas, desde el daño renal con función renal normal hasta la insuficiencia renal terminal.

Etapa 1: Daño renal con función renal normal

En esta etapa, existen señales de daño en los riñones, pero la función renal es normal o casi normal. La detección temprana y el tratamiento pueden ayudar a prevenir el progreso de la enfermedad.

Etapa 2: Leve pérdida de la función renal

La etapa 2 se caracteriza por una leve disminución de la función renal. El seguimiento de la función renal y el control de las condiciones de salud subyacentes son esenciales en esta etapa.

Etapa 3: Pérdida de la función renal de leve a grave

En la etapa 3, la función renal ha disminuido de manera notable. En esta etapa, es probable que se observen síntomas de la enfermedad renal.

Etapa 4: Pérdida de la función renal grave

En la etapa 4, la función renal es muy baja y es probable que los desechos se estén acumulando en el cuerpo. 

La diálisis o el trasplante de riñón pueden ser necesarios en esta etapa.

Etapa 5: Insuficiencia renal terminal (IRT) en ancianos

La etapa 5, conocida como insuficiencia renal terminal, es la etapa más grave de la enfermedad. En este punto, los riñones han perdido casi toda su función y es necesaria la diálisis o el trasplante de riñón para mantener la vida.

Síntomas de la insuficiencia renal en ancianos

Los síntomas de la insuficiencia renal en ancianos pueden variar. Algunos de los síntomas comunes incluyen:

  • Fatiga: El cansancio extremo o la falta de energía pueden ser síntomas de insuficiencia renal en los ancianos. Esto se debe a que los riñones enfermos tienen dificultades para eliminar los productos de desecho del cuerpo, lo que puede llevar a la acumulación de toxinas y a la sensación de fatiga.
  • Cambios en la micción: Los cambios en la frecuencia y la cantidad de orina pueden indicar problemas renales. Los ancianos con insuficiencia renal pueden experimentar aumento de la necesidad de orinar durante la noche (nicturia), disminución en la cantidad de orina o incluso orina espumosa debido a la presencia de proteínas.
  • Retención de líquidos: Los riñones dañados pueden tener dificultades para eliminar el exceso de líquidos del cuerpo. Esto puede llevar a la hinchazón en las extremidades, especialmente en los tobillos y los pies. Además, los ancianos con insuficiencia renal pueden experimentar aumento de peso repentino debido a la retención de líquidos.
  • Cambios en el apetito: La insuficiencia renal puede afectar el apetito de los ancianos. Pueden experimentar una disminución del apetito, náuseas y vómitos, lo que puede llevar a la pérdida de peso no deseada.
  • Dolor y malestar: Algunos ancianos con insuficiencia renal pueden experimentar dolor en la zona de los riñones, ubicada en la parte baja de la espalda. Además, pueden tener calambres musculares, especialmente en las piernas, debido a los desequilibrios electrolíticos.
  • Cambios en la piel: La insuficiencia renal puede afectar la salud de la piel en los ancianos. Pueden presentar sequedad, comezón, cambios en el color de la piel o incluso tener una apariencia pálida debido a la anemia asociada con la enfermedad renal.

Si un anciano presenta alguno de estos síntomas, es importante buscar atención médica de inmediato. La insuficiencia renal es una enfermedad crónica y progresiva, pero un diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden ayudar a frenar su progresión y mejorar la calidad de vida del paciente. 

Además, un médico especialista en nefrología podrá realizar pruebas y exámenes para evaluar la función renal y determinar el tratamiento más adecuado.

Cómo tratar la insuficiencia renal en ancianos

El tratamiento de la insuficiencia renal en el anciano generalmente implica tratar las condiciones de salud subyacentes y los síntomas de la enfermedad. 

Los medicamentos pueden ayudar a controlar los niveles de presión arterial y azúcar en la sangre, y los cambios en la dieta pueden ayudar a reducir la carga en los riñones. Sin embargo, en etapas avanzadas, esto no será suficiente, ya que es muy probable que sea necesario la diálisis o el trasplante de riñón.

Otras preguntas sobre la insuficiencia renal

¿Cómo se manifiesta la insuficiencia renal crónica en ancianos?

La insuficiencia renal crónica en ancianos puede manifestarse a través de varios síntomas, como fatiga, debilidad, dificultad para concentrarse, pérdida de apetito, y problemas para dormir.

¿Cuántos años puede vivir una persona con insuficiencia renal crónica?

La insuficiencia renal en ancianos y la esperanza de vida depende de muchos factores, incluyendo la etapa de la enfermedad, el tratamiento y la salud general del individuo. 

Algunas personas pueden vivir muchos años con la enfermedad controlada adecuadamente.

¿Cómo se comporta una persona con insuficiencia renal?

Una persona con insuficiencia renal puede experimentar una variedad de síntomas y cambios en su comportamiento, como fatiga, debilidad, cambios en los patrones de sueño, y cambios en el apetito.

Como ves, la insuficiencia renal es una condición seria, especialmente en la población de la tercera edad. Sin embargo, con un diagnóstico temprano, un buen control de las condiciones de salud subyacentes y un tratamiento adecuado, es posible manejar la enfermedad y mantener una buena calidad de vida, incluso en casos de insuficiencia renal terminal en ancianos.

 

También te puede interesar

comunicacion mayores
14/02/2024
Cuidado de personas mayores
Técnicas de comunicación efectivas con personas mayores
08/02/2024
Cuidado de personas mayores
Hábitos saludables para cuidar el corazón
hipertension
02/02/2024
Patologías en personas mayores
Hipertensión: tensión alta en personas mayores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Servicios especializados gracias a sus unidades de atención a demencias y alzhéimer, psicogeriatría o gran dependencia, dando así cobertura y tratamiento a la necesidad de cada mayor.