Ayudas por discapacidad auditiva en personas mayores

13/10/2023Ayudas y legislación

La audición es mucho más que la simple percepción de sonidos; es la puerta a la comunicación que permite enriquecer relaciones y aprender de nuestro entorno. La audición nos conecta con el mundo, y la falta de ella puede llevar al distanciamiento social, a la disminución de la autoestima, a la inestabilidad emocional, a la ansiedad e incluso a la depresión. Las ayudas por discapacidad auditiva en personas mayores pueden evitar muchas de las consecuencias descritas, pudiendo devolver el bienestar a estos pacientes.

La pérdida auditiva relacionada con la edad se conoce como presbiacusia. Es un problema común que afecta a una parte sustancial de la población, especialmente mayor de 65 años, lo que ha motivado a los gobiernos de las distintas comunidades autónomas a establecer programas y ayudas por discapacidad auditiva destinados a ofrecer apoyo y facilitar el acceso a dispositivos y servicios que mejoren la audición con el fin de contribuir a una vida más plena de nuestros mayores. 

Es por eso que desde ORPEA queremos explicar cuáles son estas ayudas para personas con discapacidad auditiva y cuáles son los requisitos y modo de solicitarlas.

¿Qué se considera discapacidad auditiva?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pérdida de audición discapacitante se define como una reducción de la audición superior a los 35 decibelios (dB) en el oído que presenta mejor capacidad auditiva. Esta medida se utiliza como un estándar internacional para identificar el umbral en el cual la pérdida auditiva se convierte en una discapacidad, ya que, a partir de este punto, las dificultades en la comunicación y la calidad de vida pueden ser significativas. De ahí, que la pérdida de la audición sea considerada como una de las principales causas de dependencia. 

Grados de discapacidad auditiva

La gravedad de la discapacidad auditiva se suele clasificar en diferentes grados o niveles, que van desde una pérdida auditiva leve (hipoacusia leve) hasta una pérdida auditiva absoluta o sordera profunda. Estos grados se determinan generalmente en función del nivel de decibelios (dB) en el que una persona puede escuchar sonidos. 

El reconocimiento del grado de discapacidad se realiza generalmente por los servicios y centros base especializados de cada una de las comunidades autónomas que, a su vez, se encargan de valorar y calificar el grado de discapacidad, mediante un enfoque también psicosocial. Esto significa que, para la valoración del grado de discapacidad auditiva, además de la patología médica, también se tiene en cuenta cómo afecta esta discapacidad a la persona que la padece. Es por eso que para determinar el grado de discapacidad auditiva pueda ser necesario el diagnóstico médico y también la valoración psicológica o de los trabajadores sociales.

¿Cómo conseguir el certificado de discapacidad auditiva para personas mayores?

El certificado de discapacidad es un documento que acredita oficialmente el grado y tipo de discapacidad de una persona. Para obtener un certificado de discapacidad auditiva para personas mayores, se deben seguir varios pasos:

-Evaluación médica y diagnóstico. El primer paso es someterse a una evaluación médica y diagnóstico por parte de un médico especializado en discapacidad. Este profesional evaluará la pérdida auditiva y determinará su gravedad y tipo. Es importante recopilar toda la documentación médica relevante, incluyendo informes y pruebas auditivas previas.

-Solicitud del Certificado de Discapacidad. Una vez que se ha obtenido el diagnóstico médico que confirme la discapacidad auditiva, el siguiente paso es solicitar el certificado de discapacidad. Esto se hace a través del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO) o de la Consejería de Asuntos Sociales de la comunidad autónoma en la que resida la persona. Cada comunidad autónoma puede tener un procedimiento ligeramente diferente, por lo que es importante verificar los requisitos específicos en la comunidad correspondiente.

Los documentos que hay que presentar junto con la solicitud son: fotocopia y original del DNI del solicitante o su representante legal (o en su defecto, el Libro de Familia), los informes médicos, psicológicos y sociales, y una fotocopia de la resolución de la Comisión de Evaluación de Incapacidades con el reconocimiento de la invalidez y su grado, si ya la tuviera reconocida.

– Evaluación: Cuando ya se ha presentado la solicitud del certificado de discapacidad, así como toda la documentación y formularios específicos, debemos esperar a que se convoque a la persona solicitante para que se realice una valoración médica, psicológica y social, que suele realizarse en un mismo día. 

– Resolución: Las autoridades competentes tendrán que revisar toda la documentación para así realizar la valoración correspondiente. Tras varias semanas de espera, la persona solicitante recibirá una notificación con la resolución sobre la concesión o denegación del certificado de discapacidad auditiva, así como el grado de discapacidad que finalmente se le ha otorgado. Si este grado de discapacidad es igual o mayor al 33% podrá entonces solicitar las ayudas para la discapacidad auditiva, así como otras ventajas sociales.

-Recurso en caso de denegación: Si se deniega el certificado de discapacidad y la persona considera que la decisión es incorrecta, tiene derecho a presentar un recurso y solicitar una revisión que concluirá con una resolución definitiva.

Como vemos, el proceso para obtener un certificado de discapacidad requiere de tiempo y paciencia, y puede variar según la comunidad autónoma. Por lo tanto, es aconsejable ponerse en contacto con los servicios sociales locales o el IMSERSO para obtener orientación específica sobre el proceso. 

¿Qué subvenciones hay para audífonos?

La “Ley de medios de apoyo a la comunicación oral de las personas sordas, con discapacidad auditiva y sordociegas” ha establecido un marco importante para garantizar la inclusión y la igualdad de oportunidades. Uno de sus aspectos destacados es el compromiso de los poderes públicos de contribuir a la financiación de apoyos técnicos esenciales para las personas que enfrentan esta discapacidad. En particular, las subvenciones y ayudas se han diseñado para facilitar la adquisición de audífonos, dispositivos que no están cubiertos por el sistema de salud.

Estas subvenciones para audífonos provienen tanto de las iniciativas establecidas por las comunidades autónomas como de la colaboración con organizaciones y empresas, en conjunto con entidades sin fines de lucro comprometidas con la inclusión. Cada comunidad autónoma ha desarrollado sus propios planes de apoyo, adaptados a las necesidades específicas de sus residentes. Estas ayudas pueden abarcar una amplia gama de dispositivos esenciales, desde ordenadores personales o tabletas hasta audífonos, así como piezas para la conservación de implantes cocleares y otros dispositivos de apoyo para personas con diferentes tipos de discapacidades.

El catálogo de ayudas también se extiende a mejoras en la accesibilidad en el hogar, con la financiación de sistemas de alarma o avisadores luminosos de timbre o telefonillo. 

Principales requisitos

En España, las subvenciones o ayudas económicas para personas mayores con discapacidad auditiva pueden variar según la comunidad autónoma y el municipio de residencia. Estas subvenciones pueden estar disponibles a nivel local, autonómico o nacional, y su disponibilidad y requisitos específicos pueden variar. Por lo tanto, es importante ponerse en contacto con las autoridades locales o los servicios sociales para obtener información actualizada sobre las subvenciones disponibles y los requisitos específicos.

No obstante, a modo general, aquí hay algunos requisitos comunes que suelen ser considerados al solicitar subvenciones por discapacidad auditiva:

-Certificado de discapacidad que acredite el grado y tipo de discapacidad auditiva.

-Residencia en España. Por lo general, es necesario que la persona sea residente legal en España desde hace cinco años y estar empadronado en la comunidad autónoma en la que está solicitando las ayudas para la discapacidad auditiva.

Ser declarado dependiente en alguno de los grados establecidos por la Ley de Dependencia, que irán del grado 1 (dependencia moderada) hasta el grado 3 (gran dependencia).

-Documentación adicional. Es posible que se requiera la presentación de documentación adicional, como facturas o presupuestos relacionados con las necesidades específicas de la persona, para así confirmar que el importe de la subvención se destina a las ayudas necesarias y compra de audífonos u otros dispositivos.

¿Cómo solicitarla?

El proceso para solicitar el certificado de discapacidad auditiva y acceder a las subvenciones y ayudas para personas con discapacidad auditiva es un procedimiento complejo que requiere tiempo y una orientación adecuada. Es posible iniciar el procedimiento con el médico de cabecera o con los Servicios Sociales del ayuntamiento de la localidad de residencia para que puedan proporcionar una primera guía en este proceso. 

Cómo podemos ayudarte

Desde los centros de día y residencias de mayores, como es el caso de ORPEA, también podemos facilitarte un asesoramiento en cuanto a la solicitud de este tipo de ayudas para personas con discapacidad auditiva.

Puesto que en nuestros centros tratamos a personas con distintas condiciones y grados de dependencia, conocemos los requisitos de las distintas comunidades autónomas y localidades en las que se encuentran repartidos nuestros 53 centros entre Residencias, Centros de día y Clínicas de Salud mental. En ORPEA tratamos de mantener las capacidades físicas y cognitivas de nuestros residentes, y es por eso que procuramos facilitar a nuestros mayores y a sus familiares todas las ventajas y ayudas que, sin duda, redundarán en una mejor calidad de vida.

También te puede interesar

pies hinchados mayores
23/02/2024
Patologías en personas mayores
Pies hinchados en personas mayores: causas y soluciones
comunicacion mayores
14/02/2024
Cuidado de personas mayores
Técnicas de comunicación efectivas con personas mayores
08/02/2024
Cuidado de personas mayores
Hábitos saludables para cuidar el corazón

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Servicios especializados gracias a sus unidades de atención a demencias y alzhéimer, psicogeriatría o gran dependencia, dando así cobertura y tratamiento a la necesidad de cada mayor.