La diabetes en personas mayores

23/06/2023Patologías en personas mayores

La diabetes en personas mayores es una afección que se está convirtiendo en una verdadera preocupación para la salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud, más de 422 millones de personas en todo el mundo tienen diabetes, y un gran porcentaje de ellas son personas mayores. 

Pero ¿por qué? Para tener una comprensión clara del tema, necesitamos entender primero qué es la diabetes y posteriormente cómo afecta la diabetes a las personas mayores. ¡Así que vamos allá!

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el cuerpo no puede regular adecuadamente los niveles de glucosa en la sangre, un tipo de azúcar que es la principal fuente de energía para el organismo. Esto puede suceder porque el cuerpo no produce suficiente insulina o no la usa de manera efectiva. La insulina es una hormona que ayuda a que las células del cuerpo absorban la glucosa de la sangre.

Tipos de diabetes Mellitus

Existen varios tipos de diabetes, pero los más comunes son la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2. 

  • La diabetes tipo 1, que generalmente se diagnostica en la infancia o la adolescencia, ocurre cuando el sistema inmunológico del cuerpo destruye las células que producen insulina. 
  • En el caso de la diabetes tipo 2, que suele aparecer en la adultez y es la más común en los adultos mayores, el cuerpo produce insulina, pero no la usa de manera adecuada.

¿Cómo afecta la diabetes en la tercera edad?

La diabetes en personas mayores es especialmente problemática. Con la edad, la producción de insulina puede disminuir y la resistencia a esta hormona puede aumentar, lo que puede llevar a la diabetes tipo 2. 

Además, la diabetes en los adultos mayores puede agravar otras enfermedades crónicas que suelen presentar las personas mayores, como enfermedades cardiovasculares, renales y oculares.

Síntomas de la diabetes en mayores

En los mayores, los síntomas de la diabetes pueden variar, y algunos pueden confundirse con el proceso de envejecimiento normal. A continuación, te mencionaremos algunos de los síntomas más comunes a tener en cuenta:

  • Aumento de la sed y la micción: la diabetes en personas mayores hace que estas personas mayores pueden experimentar una sensación persistente de sed, lo que lleva a beber más agua de lo habitual. Esto puede dar lugar a una mayor frecuencia de micción, incluso durante la noche.
  • Pérdida de peso inexplicada: Si una persona mayor pierde peso sin motivo aparente, esto puede ser un signo de diabetes. La falta de insulina o la incapacidad del cuerpo para utilizarla adecuadamente puede hacer que el organismo descomponga las reservas de grasa y músculo para obtener energía.
  • Fatiga y debilidad: Los mayores con diabetes pueden sentirse constantemente cansados o fatigados, incluso después de un descanso adecuado. Esto se debe a que el cuerpo no puede utilizar eficientemente la glucosa como fuente de energía.
  • Cambios en la visión: La diabetes puede afectar la salud ocular y causar cambios en la visión. Las personas mayores pueden experimentar visión borrosa, dificultad para enfocar o ver puntos oscuros.
  • Infecciones frecuentes: Las personas mayores con diabetes pueden ser más propensos a desarrollar infecciones, como infecciones de la piel, infecciones del tracto urinario o infecciones por hongos. La razón de ello son los altos niveles de azúcar en la sangre, los cuales pueden debilitar el sistema inmunológico.
  • Cicatrización lenta de heridas: Las personas mayores con diabetes pueden notar que sus heridas tardan más tiempo en cicatrizar. Esto se debe a que los niveles altos de azúcar en la sangre pueden afectar la circulación sanguínea y dañar los vasos sanguíneos, dificultando la cicatrización.

Síntomas de la diabetes tipo 2 en adultos mayores

Los signos de diabetes tipo 2 pueden ser sutiles y fáciles de pasar por alto. Estos pueden incluir fatiga, sed excesiva, aumento en la frecuencia de orinar, visión borrosa, pérdida de peso inexplicada, y cicatrización lenta de las heridas. Es importante tener en cuenta que estos síntomas pueden desarrollarse lentamente a lo largo de varios años.

Pruebas para detectar la diabetes

El diagnóstico de la diabetes se realiza generalmente mediante una serie de pruebas de sangre que miden los niveles de glucosa. Esto puede incluir un análisis de sangre en ayunas, una prueba de glucosa en sangre al azar, o una prueba de tolerancia a la glucosa oral. 

Si una persona tiene síntomas de diabetes y sus niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal, se le diagnosticará diabetes.

¿Cómo controlar la diabetes en personas mayores?

Controlar la diabetes en personas mayores puede ser un desafío, pero con las estrategias correctas, es posible mantener los niveles de glucosa en sangre bajo control y reducir el riesgo de complicaciones.

Alimentación en adultos mayores diabéticos

Una alimentación saludable es fundamental para controlar la diabetes. Para ello, hay que consumir una variedad de alimentos saludables en las proporciones correctas, limitar la ingesta de azúcares y grasas saturadas, y comer a intervalos regulares durante el día.

Ejercicio para personas mayores con diabetes

La actividad física regular también juega un papel vital en el manejo de la diabetes. Puede incluir actividades moderadas como caminar, nadar o andar en bicicleta. 

Siempre es importante que las personas mayores consulten a su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Y recuerda, aunque la diabetes en las personas mayores es una afección común y potencialmente grave, con el diagnóstico y tratamiento adecuados, es posible vivir bien con diabetes en la tercera edad. ¡Así que haz caso a las indicaciones de tu médico y empieza a llevar unos hábitos más saludables!

 

También te puede interesar

comunicacion mayores
14/02/2024
Cuidado de personas mayores
Técnicas de comunicación efectivas con personas mayores
08/02/2024
Cuidado de personas mayores
Hábitos saludables para cuidar el corazón
hipertension
02/02/2024
Patologías en personas mayores
Hipertensión: tensión alta en personas mayores

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Servicios especializados gracias a sus unidades de atención a demencias y alzhéimer, psicogeriatría o gran dependencia, dando así cobertura y tratamiento a la necesidad de cada mayor.