Síndrome confusional en personas mayores

04/08/2023Patologías en personas mayores

Las luces de la memoria pueden parpadear y oscurecerse en cualquier momento en las vidas de las personas mayores, creando un espectro difuso que muchos expertos denominan síndrome confusional. 

Es por ello por lo que en este artículo, nos adentramos en este tema, explorando sus síntomas, causas, tratamiento y la importancia de no confundirlo con el deterioro cognitivo o la demencia.

¿Qué es el síndrome confusional?

El síndrome confusional es una alteración en la conciencia y la capacidad cognitiva de una persona. Esto significa que puede haber cambios significativos en la forma en que una persona piensa, se comporta y percibe el mundo. 

Por lo general, se presenta de forma abrupta y su duración es corta, aunque puede prolongarse en el tiempo. Es más común en personas mayores, pero puede afectar a cualquier grupo de edad.

Principales síntomas del síndrome confusional

Los síntomas del síndrome confusional son bastante amplios y pueden variar de una persona a otra. Aquí te presentamos algunos de los más frecuentes:

Nivel de conciencia

El primer signo de un síndrome confusional es un cambio en el nivel de conciencia de la persona. Esto puede manifestarse como una dificultad para concentrarse, una sensación de estar perdido o desconectado de la realidad.

Alteraciones cognitivas

El síndrome confusional también se caracteriza por alteraciones cognitivas. Los pacientes pueden experimentar dificultades con la memoria, especialmente a corto plazo, y pueden tener problemas para seguir conversaciones o realizar tareas complejas.

Alteraciones del estado de ánimo

Las personas con síndrome confusional pueden experimentar cambios abruptos y extremos en su estado de ánimo. Esto puede variar desde la apatía hasta la ansiedad y el miedo, o incluso el éxtasis.

Cambios conductuales

Los cambios en el comportamiento son otro signo común. Pueden ser tan sutiles como pequeñas variaciones en las rutinas diarias, o tan graves como un comportamiento desinhibido o errático.

Alteraciones del sueño

Finalmente, las alteraciones del sueño son otro síntoma característico. Las personas pueden tener dificultades para dormir, experimentar sueños vívidos o tener somnolencia durante el día.

Causas y factores de riesgo

Hay varias causas y factores de riesgo que pueden contribuir al desarrollo de este síndrome. 

  • Edad avanzada: El síndrome confusional es más común en las personas mayores, especialmente en aquellas que tienen más de 65 años. Esto se debe a que a medida que envejecemos, nuestros cerebros pueden volverse más vulnerables a las alteraciones y las enfermedades.
  • Enfermedades médicas: Muchas condiciones médicas pueden desencadenar el síndrome confusional. Algunas de ellas incluyen infecciones graves como neumonía, infecciones del tracto urinario o sepsis, enfermedades cardíacas, enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, enfermedad hepática, insuficiencia renal, desequilibrios electrolíticos, hipotiroidismo y cáncer.
  • Cirugía: Las personas que se someten a cirugías, especialmente aquellas que involucran el sistema nervioso central o anestesia general, pueden estar en riesgo de desarrollar síndrome confusional.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos, como los sedantes, tranquilizantes, antidepresivos, antihistamínicos y medicamentos para controlar el dolor, pueden aumentar el riesgo de desarrollar síndrome confusional, especialmente en dosis altas o cuando se combinan varios medicamentos.
  • Abstinencia de sustancias: La suspensión repentina o la reducción drástica de ciertas sustancias, como el alcohol, los sedantes o los narcóticos, puede desencadenar síntomas de síndrome confusional.
  • Estrés y traumatismo: El estrés intenso o los traumas físicos o emocionales, como una lesión grave, una cirugía traumática o la pérdida de un ser querido, pueden aumentar el riesgo de desarrollar síndrome confusional.
  • Factores ambientales: Los cambios en el entorno, como una hospitalización prolongada, la falta de sueño, la falta de orientación o la presencia de múltiples estímulos sensoriales, pueden contribuir al desarrollo del síndrome confusional.

Diagnóstico y tratamiento del síndrome confusional

El diagnóstico del síndrome confusional generalmente se basa en los síntomas que presenta el paciente. El médico realizará una evaluación clínica exhaustiva para descartar otras condiciones médicas que puedan estar causando los síntomas. También se pueden realizar pruebas adicionales, como análisis de sangre y estudios de imagen cerebral, para descartar causas subyacentes, como infecciones, deficiencias nutricionales o problemas estructurales en el cerebro.

Una vez que se ha realizado el diagnóstico de síndrome confusional, el tratamiento se centra en abordar la causa subyacente y controlar los síntomas. Dependiendo de la causa identificada, pueden utilizarse diferentes enfoques terapéuticos. Algunas opciones de tratamiento comunes incluyen:

  • Tratamiento de la causa subyacente: Si el síndrome confusional se debe a una infección, se pueden recetar antibióticos para tratarla. Si hay una deficiencia nutricional, se pueden administrar suplementos vitamínicos o minerales. Es importante identificar y tratar la causa subyacente para ayudar a aliviar los síntomas.
  • Manejo de los factores desencadenantes: Los factores como la falta de sueño, el estrés, los cambios en el entorno o los medicamentos pueden desencadenar o empeorar los síntomas del síndrome confusional. Identificar y controlar estos factores desencadenantes puede ser útil para reducir la confusión y mejorar la claridad mental.
  • Apoyo y cuidados: Durante el episodio de síndrome confusional, es importante brindar un entorno seguro y tranquilo al paciente. El apoyo emocional y la orientación constante pueden ayudar a disminuir la ansiedad y la confusión. Además, asegurarse de que el paciente esté bien hidratado y alimentado adecuadamente es fundamental para su recuperación.
  • Medicamentos: En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para controlar los síntomas del síndrome confusional. Estos medicamentos pueden incluir antipsicóticos, sedantes o medicamentos para tratar condiciones subyacentes como la enfermedad de Parkinson o la demencia.

No confundir el síndrome confusional con deterioro cognitivo o demencia

Es importante destacar que el síndrome confusional no es lo mismo que el deterioro cognitivo o la demencia. Aunque los síntomas pueden ser similares, la principal diferencia es que el síndrome confusional es generalmente temporal y reversible, mientras que el deterioro cognitivo y la demencia suelen ser progresivos y permanentes. 

Así que ya sabes, si tú o un ser querido experimentan síntomas de confusión, es esencial buscar ayuda médica para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

También te puede interesar

pies hinchados mayores
23/02/2024
Patologías en personas mayores
Pies hinchados en personas mayores: causas y soluciones
comunicacion mayores
14/02/2024
Cuidado de personas mayores
Técnicas de comunicación efectivas con personas mayores
08/02/2024
Cuidado de personas mayores
Hábitos saludables para cuidar el corazón

¿Tienes dudas?

Contacta con nosotros

Servicios especializados gracias a sus unidades de atención a demencias y alzhéimer, psicogeriatría o gran dependencia, dando así cobertura y tratamiento a la necesidad de cada mayor.